Estatales cargaron contra los beneficios que la Provincia otorgó al campo

En la movilización que el Sep organizó en Río Cuarto hubo rechazo a las medidas anunciadas por Schiaretti en la Rural. Dicen que se siguen destinando recursos hacia los sectores más acomodados.
Los empleados públicos volvieron a cargar ayer contra las prioridades del gobierno de la provincia. Aseguraron que la administración de Juan Schiaretti beneficia a los sectores más acomodados de la sociedad y apuntaron directamente contra el agropecuario. Y recordaron la condonación de la quinta cuota del impuesto inmobiliario, los reintegros para la compra de maquinaria agrícola y para reproductores y la negativa a aumentarle las cargas impositivas.

Todo fue detallado por los manifestantes que ayer cumplieron con la jornada de paro en Río Cuarto. El impacto se sintió en el Hospital, en los ministerios y el Paicor. Pero a esa medida se agregó la de la Uepc que realizó las primeras 24 horas de huelga de las 48 anunciadas como parte del plan de lucha por mejoras salariales. Por eso, la gran mayoría de las aulas de escuelas públicas estuvieron vacías y así continuarán hoy, en el segundo día de protesta. También el Sadop, de los docentes privados, realizó las 24 horas de medidas de fuerza anunciadas. Por último, el gremio de la sanidad (Atsa) formó parte de la movilización realizada por el Sep, por tener afiliados dentro del Hospital San Antonio de Padua que dependen de la administración provincial.

Lo cierto es que los manifestantes comenzaron el recorrido poco después de las 10 desde la sede gremial del Sep, en calle Caseros. Desde allí partieron hacia el microcentro. En la Plaza Roca, frente al Banco de Córdoba hicieron la primera parada para expresar el apoyo a La Bancaria ante la decisión de la Caja de Jubilaciones de pagar en cuotas un retroactivo a los pasivos.

La marcha continuó por calle Constitución hacia el sur, y se detuvo a los 50 metros, frente al Cecis. "Schiaretti, traicionero, si a vos te falta plata que te banquen los sojeros", cantaban los manifestantes mientras apuntaban contra el centro empresario. Esta parada, que nació de manera espontánea en una movilización conjunta realizada entre el Sep y la Uepc semanas atrás, se convirtió en un clásico a medida que avanzó el conflicto.

Poco después de las 11, más de un centenar de manifestantes se detuvo frente a la escuela Normal. "Traigan al gorila de Grahovac, para que vea que estos gremios no cambian de idea, pelean, pelean por la educación", se escuchaba por los parlantes de la camioneta blanca que lideraba la marcha rodeada de cuatro bombos y dos redoblantes. Detrás, un larga bandera con la inscripción de "empleados públicos" marcaba el comienzo de la zona ocupada por los trabajadores.

"¿Hasta cuándo este gobierno va a seguir ignorando las necesidades de los trabajadores?", se preguntó Juan Paglialunga, secretario general del Sep en Río Cuarto; y agregó: "Y encima nos vienen a amenazar con que van a ir a la Justicia, como si fuera un delito reclamar por salarios más dignos", remarcó antes de recordar "lo rápido" que se solucionan las demandas del campo.

"Este gobierno debe gobernar para todos y no solo para un sector", reforzó la secretaria general de Atsa, Cristina Fernández, ya cuando la marcha había llegado al Concejo Deliberante donde algunos ediles salieron a saludar a los manifestantes y a brindarles su apoyo. Por último hubo dos paradas más: Casa de Gobierno y el Ministerio de Finanzas, donde un grupo de manifestantes ingresó con los bombos e interrumpió la atención al público.

Lo cierto es que el paro fue evaluado como "muy bueno" por los diferentes sindicatos. Mientras la Uepc estimó un acatamiento superior al 85 por ciento, el Sadop aseguró que en las escuelas privadas la adhesión alcanzó el 80 por ciento en la ciudad y el 90 por ciento en la región.

Repudio a Maldonado

Poco antes de llegar al Ministerio de Finanzas de la Provincia, en la esquina de Colón y Sobremonte, por los parlantes que encabezaban la marcha se recordaron los dichos del presidente de Cartez, Délfor Maldonado, quien el sábado, en el acto central de la Rural, remarcó que la Provincia no podría asumir un incremento salarial para los trabajadores si la Nación no envía lo adeudado. Esta defensa de la administración schiarettista le valió al dirigente agropecuario el repudio de los empleados estatales.

Comentá la nota