Estatales bonaerenses vuelven a la carga con el reclamo salarial.

Los gremios de la Fegeppba analizan pedir que se constituya nuevamente la paritaria para tratar el tema. Hay inquietud porque la suba en la Provincia fue sólo del 8,9%, muy inferior a la nacional. ATE reclamó volver a negociar y no descartó más medidas de fuerza

El aumento salarial otorgado por el Gobierno kirchnerista a los empleados públicos nacionales, del orden del 15,5%, tuvo su réplica en la Provincia y provocó que los gremios estatales bonaerenses salieran a reclamar que se constituya de inmediato -nuevamente- la paritaria para rediscutir la mejora en los sueldos, que se ubicó en el 8,9%, bastante por debajo de la nacional.

En efecto, cuando la gestión del gobernador Daniel Scioli ya había dado por cerrada la

discusión salarial por este primer semestre, la medida inconsulta de la Casa Rosada ahora le generará un dolor de cabeza a Buenos Aires y a otras provincias.

Ayer trascendió que en la Federación de Gremios Estatales y Particulares de la provincia de Buenos Aires (Fegeppba) hay inquietud y malestar por la mejora de bolsillo nacional. Referentes de dicho sector recordaron que en el acta acuerdo, firmado con el Ejecutivo, se dejó explícitamente aclarado que la condición para acordar era avanzar con acuerdos sectoriales y mantener la paritaria abierta.

Por ello, anoche se especulaba con que este sector "no dudaría en pedir una inmediata constitución, en virtud del nuevo escenario, para evaluar la situación con las autoridades de la Provincia", indicaron dos fuentes sindicales de la Fegeppba.

Vale recordar que esta Federación está integrada por una decena de gremios estatales bonaerenses.

Pero esa no fue la única reacción sindical. Tras conocerse el aumento del 15,5% que recibirán los trabajadores estatales de la Nación -incluidos los docentes universitarios-, sus pares bonaerenses nucleados en ATE consideran "abierta de hecho" la paritaria general y podrían continuar con las medidas de fuerza para alcanzar esa suma.

La administración de Daniel Scioli dio por terminada la paritaria general del sector cuando los gremios de Fegeppba aceptaron un incremento del 8,9%. ATE estampó su rechazo por escrito y continuó con paros y movilizaciones.

Pero ahora el escenario es otro, y desde la citada central sindical consideran que el Gobierno nacional les da la razón en su postura de conseguir una suba salarial superior, similar a ese 15,5% que ahora toman como testigo.

En ese contexto, ayer el secretario de la organización sindical ATE, Carlos Leavi, señaló: "Hay 500 millones de pesos que se pagan en negro y es momento de blanquearlos, para que no haya más Urpes y horas extras como salarios".

Por último, informó que "mañana (por hoy) tenemos un congreso con 1.500 delegados de toda la Provincia y seguro vamos a pedir una nueva convocatoria (a paritarias) porque para nosotros se reabrió de hecho. Si no habrá continuidad de las medidas de fuerza, pero con un argumento más".

Comentá la nota