En un año estará limpio el predio ferroviario.

Hay 80 personas trabajando en los galpones. Reacondicionarán también el polideportivo para que lo usen las escuelas.
Un día después del comienzo de los trabajos en el predio ferroviario, el fin de esta etapa ya tiene fecha estipulada: un año. Así lo expresó a DEMOCRACIA el arquitecto Simón Blanco, del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), que depende del Ministerio de Desarrollo de la Nación.

"Las tareas consistirán en el desmalezamiento de todo el predio. En este momento hay un tercio de las 30 hectáreas que son accesibles, el resto está cubierto de pastos y con mucha chatarra", dijo.

En un principio, limpiarán y reconstruirán la vereda perimetral, más de 1.600 metros, también pintarán el cerco olímpico y pondrán en condiciones el polideportivo que se encuentra en el centro del predio (con ingreso por calle Primera Junta).

Según el arquitecto Simón, éste será otra vez un espacio para las escuelas secundarias de la ciudad de Junín para las clases de Educación Física y, eventualmente, para algún club deportivo.

Respecto a los inconvenientes por falta de seguros para los alumnos que impedían a las escuelas usar este polideportivo, el profesional dijo que se iba a gestionar ante la Dirección de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires.

Veredas y centro cultural

El arquitecto Simón aseguró que, como parte del trabajo, se colocarán baldo-sones o concreto para que la gente pueda circular tranquilamente.

"Por otro lado -agregó-, refaccionarán la casa ubicada al lado del mástil, dentro del predio. Allí pondrán en funcionamiento un centro cultural. Este lugar queda a 300 metros de la entrada por Rivadavia, en el mismo lugar donde estacionó el Tren Sanitario. Es una construcción de época, estilo inglés, que pondrán en condiciones para la realización de algunos eventos con gente de la Cultura y con exposiciones, inclusive un pequeño museo ferroviario. Todo esto estará a cargo de la Cooperativa ferroviaria".

Según lo dicho por el profesional, también refaccio-narán otras naves industriales. "La idea es poner a punto y reciclar lo que fue la tapicería. Hay una inquietud de una cooperativa de trabajo de jóvenes egresados de la Escuela de Educación Técnica Nº 1, para poner una tornería y embragues", acotó.

Todo este predio ferroviario pertenece al Organismo Nacional de Bienes del Estado (ONABE), que está concesionado en parte a la Cooperativa Talleres Junín.

"Nuestra labor, en principio, es dar trabajo a estas tres cooperativas recientemente conformadas, que incluyen a 80 personas, que son ejecutores, trabajando en la parquización, el reciclado de la Casa de Cultura, de la tapicería para instalar la industria cooperativa y el polideportivo para las escuelas", expresó el arquitecto Simón.

"En general, apuntamos a reflotar todo el predio. Los galpones están deteriorados, uno de ellos tiene el techo totalmente destruído, pero los demás se pueden arreglar cambiando algunas chapas, reparando los revoques, arreglando los desagües. Se pueden poner en condiciones para uso convirtiéndola en naves industriales, que tienen gran altura y longitud", explicó.

Los integrantes de las tres cooperativas son desocupados de nuestra ciudad. Las organizaciones fueron impulsadas por el INAES, con la ayuda de organizaciones sociales y de la CGT local.

"En este momento los trabajadores están con cobertura por accidente, con monotributo, financiado por el INAES. Ellos se capacitan para conformar la cooperativa, tienen un presidente, un secretario y un tesorero, se autocontrolan para el manejo de trabajos y reciben capacitación", afirmó.

Comentá la nota