Hoy estará en Formosa el ministro Juan Manzur para lanzar el Plan Nacional de Lucha y Prevención contra el Dengue y la Fiebre Amarilla

El ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur junto a autoridades provinciales estarán reuniéndose esta mañana en Casa de Gobierno para lanzar el Plan Nacional de Prevención y Lucha contra el Dengue y la Fiebre Amarilla, estrategia que está enmarcada en un plan federal que está a tono con el que Formosa viene desarrollando de manera exitosa hace años.
Para media mañana, las 10 horas precisamente, se prevé que el funcionario nacional junto a las del Estado provincial y de la comuna capitalina, encabecen un acto en el sexto piso de la sede gubernamental, donde estará acompañado por el subsecretario de Control y Prevención de Riesgos de la cartera sanitaria nacional, Gabriel Yevlin, oportunidad en que se expondrán estrategias acerca de cómo se plantea trabajar en los próximos meses, que son justamente los de alta temperatura y donde se incrementan las posibilidades de reaparición de la enfermedad.

Promoción

Asimismo, se explicará sobre la idea de continuar promoviendo la participación comunitaria en la prevención y lucha contra el dengue, algo que si bien Formosa ya viene desplegando, ahora Nación a través de algunos programas, plantea convocar a los equipos de los centros de atención primaria de la salud a presentar proyectos que aborden estratégicamente a nivel local la problemática del dengue, y se los apoyará.

Una vez finalizada dicha ceremonia, el titular de la cartera sanitaria nacional y demás autoridades se trasladarán hasta el Centro de Salud del barrio La Floresta, en cuyo lugar se procederá también a la puesta en marcha de las tareas que se enmarcan en el plan provincial contra dicho flagelo.

Un plan consensuado

Recordó que hace poco tiempo y en el marco de una reunión del Consejo Federal de Salud (COFESA), los ministros de Salud de Nación y de todas las provincias aprobaron por unanimidad implementar el Plan Nacional de Prevención del dengue y la fiebre amarilla, una estrategia integral diseñada para reducir el riesgo de propagación de brotes, garantizar la detección precoz de todos los casos y orientar las acciones de control del mosquito aedes aegypti, a través del cual se propaga la enfermedad.

La iniciativa cuenta también con el aval de sociedades científicas especializadas; universidades nacionales públicas y privadas; entidades de la sociedad civil y distintas estamentos del Estado Nacional.

El plan prevé la fumigación de 6.300.000 viviendas sólo en territorio argentino para combatir al mosquito que causa la enfermedad, lo cual se hará con apoyo logístico de las fuerzas armadas y será reforzado con campañas públicas de información.

Formosa, un ejemplo en el país

El mismo Manzur recordó que la epidemia importante en nuestro país a principios de año, y también que Formosa fue justamente una de las pocas provincias que se mantuvo sin ningún caso, producto justamente de una labor permanente en todos los frentes, especialmente en zonas como Clorinda, Ingeniero Juárez , entre otros puntos de ingreso a la provincia.

"Merced a nuestra experiencia y el compromiso permanente del gobierno y la misma comunidad, es que nos mantenemos con mucha fortaleza para seguir teniendo una respuesta más efectiva a lo largo y ancho de nuestro territorio", sostuvo el ministro de Desarrollo Humano, Aníbal Gómez.

Zona de frontera con coordinación y simultaneidad

Se señaló que en las zonas fronterizas que comparten los cuatro países la fumigación será coordinada y simultánea, porque si falta en uno de los territorios el mosquito volverá ingresar a los otros.

Asimismo, explicó que en los tres países se buscará conformar redes sociales, con la participación de organizaciones no gubernamentales, el sistema educativo y el Ejército.

Municipios gestores

El plan busca que los municipios sean los gestores directos, porque esa es la forma en que la campaña puede llegar a los habitantes. La OPS ofreció apoyo y "centros de referencia" en Paraguay y Brasil, preparados para atender a los enfermos más graves.

Para la gestión del programa está previsto el otorgamiento de becas para agentes ambientales, no necesariamente médicos, que van a recibir capacitación -adoptando un modelo de Brasil- para enfrentar el dengue y la fiebre amarilla.

Comentá la nota