Se estancan los precios y cae la inflación en la Eurozona

No hay más que malas noticias económicas en Europa. Si el lunes se supo que casi dos millones de personas habían perdido sus puestos de trabajo entre enero y marzo, ayer Eurostat -la Oficina Europea de Estadísticas- confirmó que los precios se estancaron en la Eurozona. La inflación fue del 0,0% al cierre de mayo con respecto al mismo mes del año pasado en el grupo de países que comparten el euro. Este porcentaje, que constituye la tasa más baja alcanzada desde que se empezaron a hacer estadísticas comunes en 1996, muestra que la previsión hecha a finales de mayo era cierta y que el fantasma de la deflación se acerca a Europa.
El porcentaje del 0,0% es una media de los 16 países, porque ya son varias las economías que ven caer los precios: Irlanda (-1,7%), Portugal (-1,2%), España y Luxemburgo (-0,9%), Francia (-0,3%) y Bélgica (-0,2%). Si se cuentan los 27 miembros de la UE, la inflación habría subido un 0,7% en mayo con respecto al 1,3% de abril. Sólo se mantiene alta en Rumania (5,9%), Lituania (4,9%) y Letonia (4,4%). El Banco Central Europeo (BCE), considera que no existen condiciones para decir que se haya entrado en deflación. El BCE define deflación como una "caída continuada y generalizada de los precios que provoca una reducción de la demanda ante una perspectiva de precios más bajos". La entidad cree que para finales año los precios volverán a subir.

Comentá la nota