Están de paro los choferes de interurbanos

Si hoy fracasan de nuevo las negociaciones con la Fetap, la medida de fuerza continuará mañana.
Los choferes de transporte interurbano reanudaron a la medianoche el paro que comenzó el viernes y que tuvo un impasse durante el fin de semana. El gremio que los nuclea (Aoita) advirtió que, de no llegar a un acuerdo hoy, la medida se extenderá hasta mañana inclusive.

Aoita reclama un aumento salarial de 20 por ciento e igual porcentaje para los viáticos, además de un incremento de uno a dos por ciento anual del adicional por antigüedad y la restitución de los pases libres para los trabajadores.

Las miradas estarán puestas hoy en la reunión que el sindicato mantendrá con los empresarios agrupados en Fetap. El secretario adjunto de Aoita, Miguel Herrera, advirtió que el gremio analiza extender la huelga en caso de que no se llegue a un acuerdo en el encuentro que se desarrollará en la Secretaría de Trabajo de la Provincia.

El problema es que el Gobierno recién retomará mañana las gestiones para conseguir subsidios nacionales.

El subsecretario de Transporte, Edgardo Masciarelli, será el encargado de viajar a Buenos Aires para tratar de obtener una partida que permita frenar la protesta de los choferes, que recrudeció desde el viernes.

Ese día, si bien se atacaron cinco unidades en las primeras horas de la huelga, no hubo heridos ni se registraron otros incidentes. El secretario de Trabajo, Omar Sereno, había intentado convencer a los dirigentes de Aoita para que postergaran la medida de fuerza, luego de lograr un compromiso para que la Nación aporte mayores subsidios, pero la promesa no dio resultados.

Según indicaron voceros oficiales, el aumento salarial puede cubrirse con mayores subsidios, pero no se descarta la posibilidad de que haya subas en los boletos. Ello se desprende del acta acuerdo que el miércoles pasado firmaron el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, y el ministro de Obras Públicas de Córdoba, Hugo Testa, en la que la provincia se comprometió a hacer una "revisión tarifaria del sistema de transporte de pasajeros interurbano que permita adecuar el ingreso de las empresas prestadoras".

No obstante, Masciarelli precisó que esa cláusula no supone un aumento de tarifas inmediato, sino una readecuación de los subsidios.

Comentá la nota