Las CGT están lejos de las boletas del justicialismo

Omar Dragún dijo que la confederación oficial no apoyará ninguna boleta. La tripartita está más cerca del kirchnerismo.
Las dos confederaciones generales del trabajo (CGT) de Córdoba se muestran distantes de las listas del oficialismo provincial, cuando históricamente adhirieron y engrosaron las boletas del PJ. Esto ocurrió especialmente con la confederación oficial, durante los dos mandatos de José Manuel de la Sota.

Omar Dragún, titular de la CGT Chacabuco, aseguró que no habrá un respaldo de la centra de trabajadores para ninguna lista.

"No tuvimos contacto con ningún partido ni evaluamos un posicionamiento electoral. Cada gremio puede participar por su cuenta en las elecciones legislativas, pero no la CGT en su conjunto", dijo el también referente del sindicato de los Mecánicos (Smata).

El dirigente que siempre mantuvo una excelente relación con el delasotismo, en esta oportunidad no disimuló su distanciamiento con el Gobierno provincial. "Hoy nuestra principal preocupación es mantener las fuentes de trabajo. Como CGT no estamos pensando en las elecciones. Para nosotros, es es una tema secundario. Pero, reitero que no descarto que algún gremio o dirigentes puedan tener otra opinión", remarcó Dragún.

En años anteriores, el amplio salón de sindicato de los Mecánicos, en la calle 27 de abril, era una de las habituales sedes de actos políticos que encabezaba el entonces gobernador De la Sota. El sindicato de empleados de Correo (Alecyt) era el otro escenario repetido de las convocatorias delasotistas.

Este distanciamiento de la CGT oficial hizo que ningún dirigente gremial sonara como posible candidato en las boletas del peronismo que conduce el gobernador Juan Schiaretti.

En este sentido, fue notoria la falta de protagonismo de los dirigentes gremiales en el reciente congreso provincial del PJ en Villa Carlos Paz, que oficializó las candidaturas de Eduardo Mondino y Francisco Fortuna como cabezas de listas.

Más cerca de los K. Por su parte, la otra CGT, habitualmente denominada tripartita, liderada por Luz y Fuerza, la UEPC y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), está más cerca del kirchnerismo. Aunque aún no hay una posición común de todos los gremios para respaldar a la lista K que encabezará el intendente villamariense Eduardo Accastello. "Lo más probable es que salga un documento en respaldo al proyecto del Gobierno nacional, pero sin un pronunciamiento explícito en favor de la lista kirchnerista", afirmó un dirigente que integra la cúpula sindical.

Esta CGT está integrada por influyentes gremios estatales como el de docentes; el Sindicato de Empleados Públicos (SEP); Luz y Fuerza y municipales (Suoem).

Estos gremios fueron los que más se enfrentaron con la administración de Schiaretti por la reforma de la ley jubilatoria.

Si bien hay algunos de estos gremialistas mantienen contactos con dirigentes K, no existiría un acuerdo para brindar un respaldo de la CGT para los candidatos que representen al Gobierno nacional. Es probable que algún gremio o dirigente respalde por su cuenta al kirchnerismo, como sería el caso de los camioneros.

Comentá la nota