Están los fondos para iluminar el acceso a La Ribera

Después de casi dos años de reclamos, a través del Plan Plurianual se adjudicó la puesta de luminarias y semaforización por un monto de 942.534,79 pesos, a cargo de la empresa SISTELEC S.R.L.
Desde 2007 fueron muchos los anuncios que proyectaban la iluminación en la ruta 2B pero nunca llegaron a concretarse. Los reclamos de los vecinos de La Ribera se multiplicaron a lo largo de 2008 porque el acceso, por el que transitan diariamente alrededor de diez mil habitantes del barrio, se había convertido en una trampa mortal. Casi dos años después, a través del Plan Plurianual -en el que se firmaron contratos para obras en distintos puntos de la Provincia-, se aprobó la obra de iluminación y semaforización frente al complejo habitacional por un monto de 942.534,79 pesos, a cargo de la empresa SISTELEC S.R.L.

La noticia se dio a conocer este viernes en el Ministerio de Obra Pública e Infraestructura, presidido por Stella Maris Rubino de Catalfamo, donde se rubricaron 11 contratos y entre ellos se incluyó la esperada iluminación del ingreso.

Hasta el momento, como sucedió con los arreglos programados para la Terminal de Ómnibus de la ciudad, todas las predicciones habían fracasado. Se elaboraron cálculos presupuestarios, se dijeron y desdijeron proyectos y se propuso una serie de acciones que se diluyeron en el tiempo. Pero en este caso, las protestas de los pobladores finalmente llegaron a buen puerto. Así, una seguidilla de anuncios truncos, reflejados en distintas publicaciones de El Diario de La República, muestran el largo recorrido que las demandas vecinales debieron atravesar antes de materializarse.

En julio de 2007, el Programa de Caminos y Rutas Provinciales elevó una estimación del costo que tendría la obra de iluminación al Concejo Deliberante local. El presupuesto ascendía a los 665,849 pesos e incluía la instalación de 78 columnas de acero de 10 metros, 78 artefactos con lámparas de vapor de sodio y más de dos mil conductores subterráneos, entre otras cosas. Sin embargo, la obra no podía llevarse adelante porque no disponía de “crédito en el presupuesto vigente”.

Para agosto del mismo año el secretario de Estado de Obra Pública e Infraestructura, de ese entonces, Jorge Fernández, informaba en una nota que se iba a ser todo lo factible para incluir la instalación de las luminarias en el presupuesto 2008. No obstante, las esperanzas de los vecinos se desvanecieron rápidamente cuando desde la jefatura de Electricidad de la Gobernación informaron que la obra no contaba “con partida presupuestaria para el año 2008”.

Más tarde, “por un error de información”, a pesar de la negativa del Ejecutivo Provincial, a mediados de febrero del año pasado Obras Públicas municipal anunció la iluminación del peligroso trayecto. Pero el responsable del área, Sergio Pansa, dijo que había sido una equivocación del ingeniero Edgardo Ferro porque en realidad el municipio no contaba con los fondos para llevar adelante los trabajos.

Para mayo de 2008 el pedido de los vecinos recrudeció a raíz de un trágico incidente: la muerte de Raúl Alaníz, un motociclista de 39 años que chocó con una bicicleta y después fue embestido por un automóvil durante la madrugada, a causa de la poca visibilidad en la ruta.

Posteriormente, en agosto, tras la negativa del Ministerio de Infraestructura a incluir la iluminación de la ruta 2B en el presupuesto del año pasado, a pesar de la intervención de la intendencia, los mismos vecinos de La Ribera optaron por levantar barreras o trincheras de tierra para obstruir algunos ingresos ilegales al barrio. Entonces, para disminuir los accidentes de tránsito el municipio decidió clausurar los accesos “no oficiales” con muros más firmes y duraderos.

A partir de ahora, desde su adjudicación, la empresa contratada tendrá un plazo de ejecución de 120 días.

Comentá la nota