"Están dirigidos a grandes contibuyentes sabandijas"

El titular de ARBA, Santiago Montoya, se reunió con el bloque de senadores del FpV/PJ, que preside Osvaldo Goicoechea.
El encuentro, forma parte de la serie de reuniones que los ministros del PE vienen manteniendo con los legisladores en el marco del tratamiento del proyecto de Presupuesto 2009 y Ley Impositiva.

De la reunión, participaron, entre otros, Goicoechea, el Vicepresidente 1ero de la Cámara, Federico Scarabino, el Vicepresidente 2do, Jose Molina, el titular de la comisión de Presupuesto, Carlos Mosse, el senador Enrique Salzmann y otros.

Tras reunirse con los senadores del bloque del FpV-PJ, el titular de ARBA, Santiago Montoya dijo:

“Los legisladores no van a votar lo que se les manda sin discutir o analizar. Por ello, quieren ir con mucho cuidado sobre el tema del arrepentido y el agente encubierto”.

“Son temas que han causado polémica. Desde mi punto de vista, la polémica es exagerada. La figura del agente encubierto la tiene AFIP. El informante y el arrepentido son figuras que si bien son nuevas para la administración tributaria, no son nuevas ni siquiera en la Argentina. No es la primera vez que hacemos estas cosas y funcionan bien. La provincia fue pionera en hacer retenciones de Ingresos Brutos en cuentas bancarias, en secuestro de automóviles o en decomisar mercadería en tránsito por no tener los comprobantes fiscales, y después muchas nos siguieron”.

“Los arrepentidos y los informantes se trata de canalizar el interés de la comunidad en participar en un esfuerzo del Estado para un fin determinado. En 2002 la sociedad no confiaba en las instituciones del Estado. Durante el último año y medio recibimos 15 mil denuncias, abrimos más de dos mil investigaciones por temas fiscales porque la gente colabora contándonos cómo evaden las empresas. La figura del arrepentido tiene una analogía con ciertos procedimientos que se utilizan en la justicia penal, que tienen que ver con la lógica alguien que colabora con el esclarecimiento de un hecho dando información o una colaboración extraordinaria que es decisiva para que se haga justicia (porque de eso se trata). El caso del informante es similar. Nos permitirá descubrir prácticas de compañías que por lo sofisticadas o complejas que son, el fisco no puede descubrir la evasión. Hay mucha gente que no quiere ser cómplice de esas maniobras. Nosotros recibimos llamadas de trabajadores de empresas que denuncian que las compañías despachan camiones con mercadería que no está declarada y yo no estoy de acuerdo porque sé que es un daño para toda la sociedad”.

“Las observaciones de los senadores en cuanto a estas figuras fueron más bien de tipo político. Es decir, lo que interpretamos es que es una prudente observación de figuras traídas de otras áreas de la legislación argentina. Esto sirve a los fines de reunir información sobre el verdadero nivel de la evasión, pero las verdaderas sanciones vienen a través del procedimiento determinativo habitual: el derecho a defensa, etc es el mismo que tiene el Código Fiscal desde hace años para todos los contribuyentes. Creemos que cuando uno innova obviamente las preguntas van a ser muchas. Pero creo que la sociedad argentina está muy comprometida en avanzar a fondo y poner en su lugar a los sabandijas. El arrepentido y el informante están dirigidos a los grandes contribuyentes sabandijas que no cumplen con la legislación fiscal. Cuidado con esto porque son figuras prudentes, que no sancionan, que solamente investigan y que están dirigidas exclusivamente a las prácticas complejas de los grandes contribuyentes”.

“La esperanza es lo último que se pierde”, respondió el recaudador bonaerense ante la consulta de si confía en que los legisladores aprobarán la medida.

Comentá la nota