Ya están las boletas del Inmobiliario con aumento

La suba afecta a seis de cada diez propietarios y es del 75 y el 100% para la mayoría. El máximo incremento llega al 200%. Analizan una serie de medidas para evitar la morosidad.
Ya se emitieron las boletas del impuesto inmobiliario y son muchos los ciudadanos que se asombraron al conocer la nueva facturación, que llega con importantes recargos de hasta 200 por ciento. En febrero empezarán a regir los primeros vencimientos.

El titular de la Administración Provincial de Impuestos, José Raffín, admitió en contacto con Radio 2 que las subas del impuesto Inmobiliario, que van del 75 al 200 por ciento para el 58 por ciento del total del padrón, "tienen un fuerte impacto", pero aclaró que el tributo estaba desfasado y había que aumentarlo.

La suba es de entre el 75 y 100 por ciento para casi la mitad de los contribuyentes. Si bien el máximo aumento que llega al 200 por ciento sólo afectará al 1,3 por ciento de los propietarios.

El resto -460.776 aportantes, el 58 por ciento del padrón- seguirá pagando 45 pesos anuales, es decir, 11 pesos por cuota. El 19 por ciento, 242.521 contribuyentes de este impuesto, paga hasta un 75 por ciento de aumento. El 22, otros 277.221 propietarios, tiene una suba de entre el 75 y el 100 por ciento.

Un 13 por ciento, cerca de 168 mil contribuyentes, pagará entre el 100 y el 125 por ciento. En tanto, el 4,6 -57.373 propietarios-pagará una suba de entre 125 y 150 por ciento.

Un 0,9 por ciento -11.195 contribuyentes- pagará entre 150 y 175 por ciento y más. Y, por último, 16.318 contribuyentes (1,3 por ciento del padrón) tendrán un aumento de entre 175 al 200 por ciento.

No se actualizaron los valores fiscales de los inmuebles para evitar un aumento de la presión fiscal. "Si se ajustaran a valores reales tendría que aumentar por ejemplo el impuesto a los Bienes Personales", explicó Raffín a Radio 2.

En este sentido, Raffín manifestó que la suba se produjo en sintonía con la reforma tributaria aprobada pero también porque los montos se encontraban desactualizados. "Había un retraso tributario ya que este gravamen no se actualiza desde 1992", expresó.

Por otra parte, remarcó que el 42 por ciento del total de las partidas que pagan el mínimo no registrará modificaciones, por lo que el aumento no caerá sobre los sectores más desprotegidos que ya han sido golpeado por los efectos de la crisis. En este caso, tanto ex combatientes de Malvinas como jubilados quedarían excentos. Asimismo, adelantó que estudian medidas para evitar la morosidad, que incluyen intimaciones y también un posible plan de facilidades de pago, aunque aclaró no será una moratoria

Comentá la nota