“Estamos en las puertas de un conflicto muy grave”

Lo anticipó Juan Carlos Ferreyra, del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA), en declaraciones a Cazador de Noticias.
En una entrevista concedida a Rubén Ferrari, el gremialista explicó: “estamos complicados, pues nos encontramos en un cuello de botella respecto de este tema de los contenedores”.

Y continuó: “junto a Capitanes y a los compañeros del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU) y del Sindicato de Conductores Navales de la República Argentina (SICONARA) esperamos que los empresarios de la pesca, de una vez por todas, se dignen a tomar las cosas con seriedad”.

“No podemos seguir sin un convenio convenio colectivo de trabajo que la regule la actividad - subrayó - Es evidente que hay una negación al respecto a ello, pero consideramos que es hora de que se pongan los pantalones largos y trabajen como corresponde para llevar transparencia a una actividad que siempre se ha movido en la clandestinidad”.

A renglón seguido, Ferreyra insistió: “no puede ser que los trabajadores de la pesca debamos sufrir esta angustia cíclicamente, menos tratándose de una actividad floreciente”.

“Basta pasar por la calle 12 de Octubre y verla poblada de camionetas que rondan los 120 mil pesos para darse cuenta de lo que digo” - señaló.

Y en el mismo sentido, aclaró: “nos parece bien que las tengan, pues necesitamos empresarios exitosos. Pero también necesitamos que sean responsables”.

“Hace un tiempo atrás - recalcó el sindicalista - ellos mismos provocaron este malestar porque quieren discutir con el Gobierno el tema de los reembolsos, el gasoil, etc”.

“Encima parece que para lograr su objetivo no tienen ningún escrúpulo y son capaces de dejar sin trabajo a 20 mil personas” completó.

En tanto, más adelante, Ferreyra sostuvo: “de un día para otro, muchos de estos señores siembran el terrorismo amenazando o directamente dejando en la calle a los trabajadores. Y una vez más nosotros, que nunca podemos hablar con ellos porque están en Palma de Mallorca, Ibiza o las Islas Canarias, pasamos a ser socios del Estado en las pérdidas”.

“Seguimos sosteniendo que ni Mar del Plata ni nosotros merecemos esto, pero lamentablemente tenemos una sola forma de hacer oir nuestros reclamos ante la sordera de estos señores y ante funcionarios que muchas veces han exigido que los tratemos casi como a una divinidad” disparó.

“Por ende - completó - si vamos a un conflicto, haremos lo posible para que sea el definitivo”.

Comentá la nota