"Estamos con problemas en toda la cadena de la carne"

Luis Bameule, del Consorcio Argentino Exportador de Carne, dijo que por haber trabado las exportaciones se “dejó pasar el buen momento” y "con el tsunami financiero todo está afectado". Calificó de "casi grotesco" los acuerdos con Rusia.
El presidente del frigorífico Quickfood y miembro del Consorcio Argentino Exportador de Carne, Luis Bameule, aseguró este domingo que la crisis financiera internacional golpeó a toda la cadena de la carne, lamentó que el país dejó pasar "el buen momento" al restringir las ventas al exterior de ese producto y calificó de "casi grotesco" los acuerdos del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner con Rusia.

"Estamos cargados de stocks, con problemas en toda la cadena, de dificultades de venta y caja, los productores desanimados, los cueros no los quiere nadie", comentó.

En cuanto a los acuerdos firmados durante el viaje de la Presidenta a Rusia, calificó la situación de "casi grotesco", al recordar que ese país, que es el primer importador del mundo, "nos estuvo demandando mucha carne en los últimos años, (cuando) se frenaron muchos embarques, no salían los permisos, las retenciones muy altas, meses enteros que no se podía exportar".

"Ahora hace un par de meses, Rusia, como muchos otros países detuvo la demanda, bajó violentamente los precios, todavía deben unas cuantas facturas de lo que había cargado, y vamos nosotros a ofrecerles ahora carne", ironizó en declaraciones radiales.

Al evaluar la situación del sector, consideró que "a lo nuestro que ya venía muy complicado en todo lo que era exportación de alimentos" se sumaron los efectos de la crisis financiera internacional que derivó en una menor demanda mundial de carne. Bameule afirmó que "con el tsunami financiero toda la demanda está afectada, y los precios se han venido abajo".

"Quien decía que esta crisis a nosotros no nos iba a pegar estaba muy equivocada", señaló y acotó que los frigoríficos "estamos salando cueros porque nadie se los quiere llevar, y esto pega en muchos otros sectores".

Bameule lamentó que el país dejó pasar el buen momento hace varios meses, y perdió mercado en manos de otros países como Uruguay, por haber trabado las exportaciones de carne.

Al respecto, sostuvo que "con las exportaciones nos hemos ido autorrestringiendo sobre todo en unos años en que hubo una demanda creciente. Dejamos muchos espacios vacíos, Uruguay este año va a exportar casi lo mismo que Argentina, también le bajó la demanda, pero aprovecharon los buenos momentos e hicieron caja".

En cambio, ahora, consideró que "casi estamos obligando a comprar carne: si usted ve algunos avisos que aparecen el fin de semana, aparece a precios ridículos, cinco pesos al público con IVA incluido, esto es una locura y esto está pegando en toda la cadena".

Comentá la nota