"Estamos locos si devaluamos".

El ex presidente Néstor Kirchner desestimó la posibilidad de que el Gobierno decida después de las elecciones una devaluación del peso.
"No, estamos locos si hacemos eso", respondió Kirchner ante la consulta de un periodista durante una caminata por calles de la localidad bonaerense de Avellaneda.

Kirchner participó de la inauguración de una escuela para niños con capacidades especiales, y estuvo acompañado por el intendente local, Baldomero Alvarez de Olivera, y el jefe de Gabinete de la provincia, Alberto Pérez.

Comentá la nota