"Estamos interesados en llevar la Fórmula 1 a Argentina"

El británico Bernie Ecclestone volvió a alimentar hoy la esperanza de que la Fórmula 1 regrese a Argentina, donde los motores no rugen desde 1998. "Estamos hablando. No sé si para 2010, pero estamos hablando", aseguró.

La posibilidad parecía haberse enfriado en las últimas semanas, pero Ecclestone la avivó hoy de nuevo.

"Estamos hablando y espero que podamos alcanzar un acuerdo para poder regresar a Argentina", expresó su deseo Ecclestone, ansioso por abrir nuevos mercados más allá de la vieja Europa. A final de año se estrenará Abu Dhabi, mientras que Corea del Sur e India serán los próximos destinos.

Dura competencia para Argentina, cuyo gobierno deberá dar un respaldo económico y organizativo firme para convencer al millonario de 78 años.

"Ellos saben lo que tienen que hacer para tener éxito: armar todo", añadió hoy a la agencia dpa Ecclestone antes del Gran Premio de Fórmula 1 de Europa en la ciudad española de Valencia.

"En un circuito urbano o en un nuevo circuito, lo que sea, lo que quieran", señaló hoy Ecclestone, que puso como única condición que el eventual Gran Premio sea en Buenos Aires.

Hace dos meses, en Silverstone, Ecclestone instó al gobierno argentino a dar el siguiente paso y pidió la construcción de un nuevo circuito.

"Tienen que construir un circuito", aseguró entonces. El viejo autódromo de la capital no le sirve.

El apoyo gubernamental es clave para obtener la sede de un Gran Premio. El último ejemplo se conoció el sábado, cuando el gobierno regional de Valencia anunció el aporte de 90 millones de euros (129 millones de dólares) en los próximos cinco años para evitar que la carrera que se disputa hoy migre a otras ciudades.

De cara al Gran Premio argentino, Ecclestone volvió hoy a abrir la posibilidad de un circuito urbano, pero sólo por las avenidas de la capital argentina. Ni hablar de Mar del Plata, una posibilidad que se estudió en su momento.

Al conocerse en mayo las conversaciones entre Ecclestone y Argentina, el alemán Norbert Haug, jefe deportivo de Mercedes, hombre clave en la escudería del campeón mundial Lewis Hamilton y veterano de la Fórmula 1, aseguró que no le gustaría regresar al país si no hay cambios en el viejo circuito, construido en 1952.

"Así como estaba la pista hace unos años, sin dudas, no", dijo a dpa el alemán. "Ahí tienen mucho que arreglar, yo no correría".

Ecclestone no quiso hablar hoy de cuándo podría concretarse la carrera ni de fechas límite.

Argentina, que durante tres décadas fue sede regular de un Gran Premio, no recibe a la Fórmula 1 desde la carrera ganada por el alemán Michael Schumacher en 1998.

"Tan pronto como nos den un ’sí’ se puede tener una carrera allí", dijo de manera sorprendente a la agencia dpa Ecclestone el 22 de mayo en Montecarlo.

Sergio Massa, entonces jefe del gabinete de ministros de la administración de Cristina Fernández de Kirchner, admitió el interés de Argentina. Pero Massa cayó en desgracia y fue eyectado del gobierno tras la derrota gubernamental en las elecciones del 28 de junio. Desde entonces está sumido en un silencio absoluto.

América Latina sólo tiene una fecha en el calendario anual de la Fórmula 1, el Gran Premio de Brasil en Sao Paulo, penúltima prueba del campeonato mundial.

Alberto Ascari, a bordo de un Ferrari, fue el ganador en 1953 del primer Gran Premio de Fórmula 1 disputado en Argentina.

El argentino Juan Manuel Fangio, cinco veces campeón mundial, conquistó cuatro carreras entre 1954 y 1957 en Buenos Aires, un escenario en el que triunfaron también campeones de la talla de Stirling Moss, Jackie Stewart, Emerson Fittipaldi, Mario Andretti, Nelson Piquet, Damon Hill o el propio Schumacher, el piloto más exitoso en la historia de la Fórmula 1.

Comentá la nota