"Estamos ganando votos por hablar del futuro"

El candidato, y flamante Secretario General del Partido Colorado, Pedro Bordaberry no tiene chances de llegar a un eventual balotaje. Pero a sus 49 años -el hijo del ex dictador y actualmente procesado por violaciones a derechos humanos- tiene una dura misión: la de reconstruir a este partido que fue el que más veces gobernó el Uruguay y que, en 2004, tuvo la peor votación de su historia.
Su partido es el único que crece en forma constante ¿Por qué?

Estamos ganando votos por hablar sobre el futuro de Uruguay, por hacer una campaña de reconstrucción y no pelear. Acertamos al elegir esa línea, y fuimos ayudados por los desaciertos de Lacalle y Mujica.

¿Y cuánto influyó llevar como compañero de fórmula a una figura que no viene de la política como el ex jugador Hugo De León?

Mucho. Su elección tuvo en su momento varios objetivos que se cumplieron: renovar la estructura de nuestro viejo partido y el de oficiar como figura de unión dentro de la interna. Después resultó ser una verdadera revelación por su discurso y por cómo llega a la gente.

La definición en esta elección parece estar en el 10% de indecisos, ¿cómo planean seducirlos?

Según la consultora Cifra, con la que trabajamos, somos los únicos que tenemos saldo positivo entre los indecisos. Eso nos abre una gran esperanza ¿Cómo estamos tratando de llegar a ellos? Con ideas y sin agravios.

¿Con qué porcentaje harían una elección satisfactoria?

Con un voto más que el Partido Blanco podemos ir al balotaje.

Pero eso es casi un imposible...

Es difícil, sí. Pero nosotros somos un partido con vocación de gobierno y siempre nos planteamos la máxima aspiración.

Usted ha sido renuente en decir a quien apoyaría en un eventual balotaje ¿No cree que esto puede ser mal visto ya que ustedes podrían definir la elección final?

Creemos que los puentes hay que cruzarlos recién cuando se llegan a ellos. Los blancos nos apoyaron una vez que le ganamos en primera vuelta. Me parece que son muchas las variables que pueden darse por lo que adelantarse ahora sería un acto de irresponsabilidad.

Y si gana el Frente Amplio y los invitan al gabinete, ¿aceptarían?

Vuelvo a insistirle: en ese tipo de temas hay que tomar decisiones cuando las cosas ocurren.

Muchos valoran su mesura, pero piensan que no condenó firmemente la dictadura...

Al inicio de esta campaña reiteré mi convicción de que todo debe hacerse dentro de la Constitución. Lo que pasa es que, con picardía, algunos pretenden que condene a mi padre. No puede pedírsele a un hijo que haga eso. Una cosa es ser hijo de quien soy, y otra son mis convicciones democráticas, que las tengo muy firmes.

Comentá la nota