"Estamos ganando en la Segunda Sección Electoral", dijo Ricardo Alfonsín en Zárate

El candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, Ricardo Alfonsín, visitó la ciudad de Zárate el pasado sábado por la mañana.
Llegó temprano, cerca de las 9:30 y comenzó su recorrida por la calle Justa Lima, luego paró a tomar un café con los candidatos a concejales locales y, como corolario de su visita, se dirigió al comité radical para charlar con todos los afiliados.

"Creo que en Zárate está pasando lo que ocurre en la mayoría de los pueblos y de las ciudades del interior, el radicalismo se está recuperando fuertemente. Hay mucho entusiasmo, motivación y voluntad de acompañar de todos los afiliados y candidatos. Esto es parte de un proceso de recuperación del partido que se vino dando desde mucho antes de la muerte de mi padre. Todos veían que las cuestiones vinculadas a la Constitución, al respeto al que piensa diferente, el consenso, la Democracia estaban diluidas, que estos valores estaban faltando. Tras el conflicto del campo, el cumplimiento del 25 aniversario de la Democracia y el fallecimiento de mi padre fortaleció este proceso que continúa profundizándose", expresó Ricardo Alfonsín, hijo del ex presidente recientemente fallecido.

En cuanto a las candidaturas testimoniales aseguró que "no son serias y, claramente, inconstitucionales".

"Si ganamos el 29 de junio vamos a recuperar, en primer lugar, la República y el funcionamiento de las instituciones. El Parlamento recuperará competencia que le son propias y se transformará en un actor central en la formación de políticas públicas. Recuperaremos el diálogo, una manifiesta actitud de escuchar al otro y propuestas participativas. A diferencia de hoy que no discutimos que proyecto de país que queremos. El Gobierno dice salir a defender el modelo pero, en realidad, si le preguntáramos a la presidente de qué modelo habla, la pondríamos en un aprieto. Nos contestaría con vaguedades o con frases hechas", expresó Alfonsín.

En este sentido, habló del intendente Cáffaro, de su acercamiento al kirchnerismo y de las presiones inescrupulosas del Gobierno Nacional.

"Se que Zárate tiene un intendente que ingresó al gobierno como socialista pero que ahora es kirchnerista. Creo que este acercamiento se debe a las presiones inescrupulosas del Gobierno Nacional. Por ejemplo, con los Planes Federales de Vivienda, le deben haber dicho, si no te unís a nosotros no las terminamos. Si yo soy intendente y me dicen algo así, los denuncio", aseguró el candidato a diputado.

Y agregó, "en muchísimas ciudades de la provincia se registraron estos aprietes del oficialismo. Sin embargo hay algunos intendentes que se oponen pero otros tienen dificultades con su personalidad y no saben plantarse. No han sido capaces de enfrentarse ante estas presiones inescrupulosas".

Por último, confirmó, "estamos ganando en toda la Segunda Sección Electoral. Si somos capaces de trasmitirle a la sociedad que estamos a la altura de las circunstancias y que hemos acusado recibo de las demandas de cambio que le estaban pidiendo al partido, el próximo 28 de junio tendremos un acompañamiento mayoritario. No resolveremos de la noche a la mañana los problemas de todos los argentinos, pero todas las fuerzas políticas y sociales debemos ponernos a la cabeza de un proyecto, de un modelo de país y establecer plazos, en 5 años tal cosa y en 10 tales otras. Hay que comenzar a delinear Políticas de Estado pero para ello es necesario, primero, recuperar la república y sus instituciones", concluyó Ricardo Alfonsín.

Cerca del mediodía partió a la ciudad de Baradero, en donde también confirmó que las estadísticas, en la Segunda Sección Electoral, dan como ganador al Acuerdo Cívico y Social, que encabeza él, detrás de Margarita Stolbizer.

Comentá la nota