“Estamos estancados, pero queremos empezar las clases el 2 de marzo”.

El Frente Gremial Docente sigue esperando que el Gobierno provincial convoque a paritarias. Pidirían un aumento piso del “20 por ciento”. Este lunes los trabajadores de la educación regresan a las escuelas y se inicia el debate.
El secretario general de Suteba Tandil, Juan Carlos Muñoz, dijo ayer que persiste la incertidumbre en torno al comienzo de clases previsto para el 2 de marzo, ya que el Ejecutivo provincial todavía no convocó a paritarias, donde reclamarían un incremento salarial –de piso- cercano al “20 por ciento”.

“Hoy estamos estancados”, remarcó a LA VOZ el sindicalista local, quien ratificó la estrategia común con la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB).

Este lunes, en tanto, los maestros regresarán a las escuelas tras el receso veraniego, jornada en que comenzará el debate de cara a lo que podría ser un conflicto en puertas si las negociaciones con la administración provincial no llegan a buen puerto.

“Estamos a la espera de una convocatoria oficial y a partir de ahí ver como avanzamos en las negociaciones”, destacó Muñoz.

Posteriormente sentenció que “no tenemos nada definido”, al tiempo que se proponen “mantener el poder adquisitivo de los salarios docentes, en este marco de crisis internacional que tiene impacto en el país”.

Suteba, sin embargo, asevera que los reclamos no se acaban en los sueldos, sino en “aspectos como infraestructura, becas y cargos”.

Lejos de los datos que ostenta el Indec oficial, el gremio asegura que se ampara en las estadísticas recogidas por la Central de Trabajadores Argentinos (CTA): “sobre el piso del 20 por ciento debatiremos”.

Sobre la relación con la FEB, el secretario general de Suteba local adelantó que “haremos el esfuerzo para continua juntos” en esta palea.

“No queremos llegar a la medida de fuerza, porque ir a clases es un derecho de todos. Por eso agotaremos todos los recursos para evitar las medidas de fuerza”, evaluó Muñoz.

El próximo 16 de febrero, cuando los docentes retornen a los establecimientos educativos, se iniciará la discusión interna en las bases para definir los pasos a seguir si el Gobierno provincial dilata la agenda salarial.

“Si llegamos a un escenario de conflicto, nuestra prédica será la de siempre: cuantos más compañeros asumamos esta pelea, que no generamos nosotros sino el estado bonaerense, el nivel de adhesión será más importante y así podremos ganar esta lucha”, finalizó el entrevistado.

Comentá la nota