"No estamos en emergencia hídrica"

"No estamos en crisis o emergencia hídrica". La afirmación corresponde al secretario de Obras Públicas del municipio, Rubén Valerio.
En Frente a Cano, el funcionario recordó que "la cota del dique estuvo en peores condiciones durante un tiempo prolongado y no se decretó ninguna emergencia".

Igualmente, admitió que las autoridades deberán estar atentas y encarar obras de manera rápida porque "ahora dependemos de que llueva".

"Lamentablemente, cuando debieron hacerse las obras que ahora se están llevando a cabo se pensó en un segundo acueducto y no en una fuente alternativa de abastecimiento, como los pozos en la zona del bajo San José", agregó.

Respecto a las perforaciones, anunció que estarán en condiciones de conectarse al acueducto principal en 60 días. "ABSA está trabajando en el tema y previendo el problema, y estas obras lo demuestran", enfatizó.

¿Hubo restricciones?

En otro orden, Valerio admitió que hace dos semanas se produjeron los mayores inconvenientes con la provisión del suministro. "En ese momento se realizaron maniobras en la red que complicaron el abastecimiento en algunos sectores pero hoy en día tenemos agua", agregó.

Por último, aseguró que la comuna y la provincia deberán trabajar en conjunto para concientizar a la población, ya que el consumo de los bahienses es muy alto.

Ocaña reclamó respuestas concretas

Antes de la reunión de la mesa del agua, el concejal Carlos Ocaña dijo en Frente a Cano que aguarda que las autoridades de ABSA propongan una solución al inconveniente del suministro del agua. "Se sigue hablando de los pozos del bajo San José pero sólo se han hecho dos perforaciones más sumadas a las de la época de Azurix y eso no es suficiente", manifestó.

Asimismo, comentó que en las últimas semanas los bahienses estuvieron recibiendo menos agua pese a que ABSA publicó en el diario local una publicidad que indicaba que estaban entregando una cantidad histórica del recurso para la época.

"No entiendo por qué ABSA no está diciendo la verdad; por qué no dice que está restringiendo el servicio y que el dique tiene menos agua", se preguntó.

Finalmente reconoció que los inconvenientes en el abastecimiento son un problema grave para Bahía y Punta Alta. "Si seguimos así nos vamos a quedar sin agua", concluyó.

Comentá la nota