“Estamos dispuestos a arribar a un acuerdo”

“Estamos dispuestos a arribar a un acuerdo”
Alperovich señaló que está todo bien con los abogados y que el Poder Ejecutivo tiene la intención de mantener el diálogo institucional. El gobernador ratificó a Manzur como el único interlocutor del PE ante los letrados. La crisis mundial y sus efectos.
“Está todo bien, se está charlando”, aseveró anoche a LA GACETA el gobernador, José Alperovich, al referirse a las tratativas que inició el Poder Ejecutivo con las autoridades de los colegios de abogados (de la capital y del sur) para convenir una salida al problema que significa no poder cubrir la gran cantidad de vacantes que hay en los tribunales.

El mandatario optó por insistir en la necesidad de arribar a un consenso y evitar públicamente cualquier nuevo concepto que pueda quebrar el puente que tendió con los letrados a través del vicegobernador, Juan Manzur (el martes, en Madrid, España, manifestó que no sabía qué querían los abogados). De la misma forma, los dirigentes de las entidades profesionales optaron por no polemizar (ver “Abogados prefieren...”) y por mantenerse en la mesa de discusión.

¿Cuál es la posición el Poder Ejecutivo?, se le consultó al mandatario. “Queremos dialogar, estamos dispuestos a arribar a un acuerdo”, respondió, sin dar precisiones sobre las pretensiones del Gobierno en las negociaciones respecto de una ley que permita la cobertura de las vacantes, que es lo que pretende el PE. ¿Hay plazos para llegar a un convenio o para avanzar con una ley desde el Gobierno?, se le preguntó. “Seguiremos conversando”, fue la contestación del titular del PE.

¿El vicegobernador seguirá siendo el único representante de la Provincia en las tratativas con los abogados?, se le inquirió. “Sí, él es el negociador, es quien seguirá en diálogo”, especificó, lo que significa una ratificación de confianza en su compañero de fórmula.

Alperovich hizo estas declaraciones antes de recibir en su domicilio de Crisóstomo Alvarez al 4.300 a los ministros del gabinete “para analizar la situación provincial y la realidad europea”, al decir del mandatario. “Vamos a ver cómo seguimos, siempre ratificando la línea de gestión”, apuntó.

Afecto y crisis

Respecto de su visita a España (integró la comitiva oficial de la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner), el gobernador rescató “el afecto” con el que los españoles trataron a la delegación nacional. “Las conversaciones sobre la posibilidad de instalar una destilería fueron clave”, dijo con respecto a la producción de biocombustible a partir de 2010.

El mandatario rescató las reuniones que mantuvo, además, con el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, en las que analizaron las repercusiones en el país de la crisis mundial y las tareas que pueden desarrollar en conjunto para atenuar los efectos en el país. “Pero pude hablar también de política con De Vido”, añadió.

“Es tremendo lo que s e vive en Europa, y nos debe servir como severo llamado de atención. “Hay 3,2 millones de desocupados y entre la gente hay mucho temor, y se cree que esa cifra puede llegar a cuatro millones”, señaló.

Después trazó un cuadro critico de la situación en Europa a causa de la crisis económica global. “No hay crédito bancario, nadie sabe cuánto durará esta crisis, el sector inmobiliario está paralizado, no se vende, el turismo sufre una parálisis, lo que se ve es tremendo a causa de la recesión y el miedo que hay por la incertidumbre”, acotó Alperovich.

Globalización

El mandatario alertó que las consecuencias de la crisis se sentirán en el país y en Tucumán, aunque manifestó desconocer la “manera y magnitud” en la que se hará sentir. “El comercio está globalizado, y no sabemos en qué proporción en Europa, por ejemplo, se dejarán de consumir los productos que pueda exportar la provincia”, indicó. “Todo está globalizado y eso se siente”, reflexionó.

Comentá la nota