Estamos en dificultades

Se abordaron principales aspectos contenidos en el proyecto de Presupuesto y Reforma Tributaria. Binner dijo que se pueden pulir "diferencias", tanto técnicas como políticas que pudiera suscitar la iniciativa elevada a la Legislatura.
Un heterogéneo grupo de intendentes y presidentes comunales desembarcó ayer en la Casa Gris. La plana mayor del gobierno, encabezada por el propio Hermes Binner remarcó el beneficio extra que traería aparejado la aprobación de la reforma tributaria para los municipios, muchos de ellos agobiados en materia financiera. El gobernador dijo estar abierto al "diálogo" para pulir "diferencias, tanto de orden técnico como político" que pudiera suscitar la iniciativa elevada a la Legislatura. Algunos dirigentes que acudieron ayer a la gobernación anunciaron que concurrirán mañana a la Cámara de Diputados donde la Comisión de Presupuesto comenzará a analizar el mensaje del Ejecutivo "para que los legisladores del oficialismo y de la oposición encuentren un consenso y el Estado pueda contar con los recursos necesarios", resumió el intendente santafesino, el radical Mario Barletta.

La reunión de ayer había sido solicitada por el plenario de intendentes y presidentes de comuna que se reunió en Santa Fe el 24 de noviembre pasado. Binner accedió al planteo y abordó con intendentes y jefes comnales oficialistas y opositores los principales aspectos contenidos en el proyecto de Presupuesto y Reforma Tributaria.

Durante el encuentro, los intendentes y presidentes comunales expusieron las dificultades financieras que atraviesan y sus inquietudes respecto al proyecto enviado por el gobierno a la Cámara de Diputados para su tratamiento en sesiones extraordinarias. También plantearon la necesidad de solicitar una reunión con los legisladores provinciales para analizar el proyecto. Los mandatarios locales recibieron una carpeta con un resumen de los aspectos salientes del proyecto oficial.

Binner expresó la disposición del gobierno provincial al "diálogo" entre las partes, con vistas a la solución de las "diferencias, tanto de orden técnico como político" que pudiera suscitar la iniciativa elevada a la Legislatura. "Estamos convencidos de que se puede gobernar en la crisis, pero apuntando siempre a la equidad social. Hay que hacerse cargo del crecimiento de la pobreza en un país que genera riqueza. Es un momento para comenzar a transitar un camino de retorno de las políticas neoliberales", afirmó el jefe de la Casa Gris.

El ministro de Gobierno, Antonio Bonfatti precisó que la propuesta de armonización tributaria prevé 332 millones de pesos adicionales destinados a los gobiernos locales, que se traducirían en un incremento de entre 37 y 49% de los recursos para 2010 si prospera la iniciativa.

"Somos los responsables de sostener al Estado provincial; tenemos enormes responsabilidades, fundamentalmente en educación, salud, seguridad, y justicia. Esto requiere de dinero y en la medida en que se han incrementado los costos, que los ingresos han sido menores producto de una menor actividad económica y una menor coparticipación de la Nación, que se queda con muchos tributos de los santafesinos, estamos obligados a esto, a resolver cómo se financia el déficit", aseveró.

"Lo que hicimos -continuó el funcionario- fue transmitir cuál es el proyecto; a nadie le decimos lo que tiene que hacer y menos a un intendente o presidente de comuna", advirtió.

El ministro de Economía, Angel Sciara explicó que "el proyecto apunta a una modificación estructural del régimen tributario para comenzar a resolver el problema del déficit", al tiempo que remarcó que el gobierno provincial hizo un "enorme esfuerzo para controlar el gasto corriente".

Al término de la reunión, Barletta confirmó que un grupo de intendentes irá mañana a Diputados pero no para presionar a los legisladores. "Vamos a pedir que se pongan de acuerdo en votar una reforma. Cada presidente comunal tendrá opiniones personales y diferentes sobre cuánto de Ingresos Brutos o cuánto de Inmobiliario se debe cobrar", indicó.

Desde el Frente Progresista dijeron a este diario que la intención es tratar los proyectos en la Cámara baja el jueves 10 y antes de fin de año en el Senado. "Hay mejor clima político", comentaron.

Comentá la nota