“Estamos en el camino correcto”

Así se refirió el vicegobernador Bautista Mendioroz al regreso de la gira por el continente africano que compartió con diferentes representantes de los gobiernos de las provincias de Neuquén y Río Negro, funcionarios del Consejo Federal de Inversiones (CFI) e integrantes del sector privado –empresarios y productores de fruta-.
El recorrido, organizado por el CFI para relevar y analizar los modelos frutícolas, "ha servido para confirmar lo que venimos haciendo en nuestra fruticultura y el rumbo que hemos elegido de integración de los sectores privados y públicos a través del Programa Integral Frutícola; estamos en el camino correcto”, afirmó el vicegobernador.

Expresó además que en esta misión técnica “hemos podido comparar ambas cadenas del negocio, la nuestra y la sudafricana, para realzar todo lo que estamos haciendo bien y algunas cosas que se pueden mejorar, como las organizaciones de comercialización que allá existen”.

“Resulta muy grato poder verificar que lo que nosotros propugnamos siempre respecto a la transparencia y al rol del Estado en actividades como la fruticultura, resultan temáticas presentes en países competidores de Argentina en este negocio”, continuó.

Preguntado Mendioroz acerca de lo que puede suceder con el negocio frutícola en el marco de la actual crisis mundial, afirmó que “mientras nosotros mantengamos el norte respecto a que productores, trabajadores, empacadores, exportadores y Estado trabajen mancomunadamente para mejorar la competitividad global de la cadena, no deberíamos tener grandes problemas”.

“Es cierto que los costos han crecido en dólares, pero a eso lo compensamos con un, todavía, buen tipo de cambio, con mayor transparencia y beneficios fiscales a quienes cumplan con las leyes, con mayor integración e innovación, mayor calidad y mejor distribución de la rentabilidad frutícola”, destacó.

El vicegobernador expresó que, lamentablemente, la crisis financiera global nos hermana con aquellos que la causaron y que son en buena medida algunos de nuestros mercados compradores; lo mismo ocurre con la ganadería, el turismo, el petróleo, pues Río Negro es, desde la economía real, muy “divisa dependiente”.

“Sin embargo, de las crisis deben surgir las oportunidades y si desde 2003 a la fecha nos ha ido bien, debemos seguir con el optimismo firme y los reflejos aceitados”, enfatizó.

Por último, el vicegobernador adelantó que concurrirá el próximo viernes 5 del corriente a la reunión convocada en Allen por la Secretaría de Fruticultura, a fin de “analizar los nuevos costos de la temporada, elaborados por el INTA en base a los cuales deberemos establecer una vez más los precios referenciales que deberán incluirse y respetarse en los respectivos contratos frutícolas”.

Comentá la nota