Estalló el “Cobismo” bonaerense

El espacio Consenso Federal (Con.Fe.) de la provincia de Buenos Aires estaba en problemas a escasos ocho meses de su nacimiento.
El Con.Fe. es el partido del vicepresidente Julio Cobos, y sus principales espadas en territorio bonaerense están peleadas. Ellas son Héctor “Cachi” Gutiérrez, Daniel Katz y Mario Meoni.

Según indicó este viernes la Agencia Impulso Baires, el espacio de Cobos tuvo su primer estallido público en el mes de diciembre, oportunidad en la que el intendente de Pergamino, Héctor “Cachi” Gutiérrez montó en ira cuando se enteró que el diputado nacional Daniel Katz, presidente de Consenso Federal bonaerense, llevó a los dirigentes radicales Leopoldo Moreau y Federico Storani a reunirse con el propio vice.

Por esos días, Gutiérrez y un grupo de referentes de la segunda sección electoral emitieron un documento en el que claramente reseñaban que si se continuaban con esas actitudes (la de Cobos recibiendo a dirigentes como Moreau y Storani), ellos no tenían más cabida en el espacio.

La situación llegó a fuertes acusaciones cruzadas entre Gutiérrez y Katz, y a pesar de la culminación del año la interna no se detuvo sino que aumentó en volumen. Ambos dirigentes buscaban armar en secciones ajenas a las que son oriundo a los fines de “sumar más porotos” en su haber.

Conociendo esta realidad, el vicepresidente Cobos citó a los sectores en pugna para hacer una reunión cumbre, a la que se sumó el intendente de Junín Mario Meoni. Eso fue en el mes de febrero.

La reunión, según trascendió, terminó con una distribución de roles: Katz dejaría el territorio bonaerense y acompañaría el armado en otros distritos, Meoni sería la cara visible del cobismo bonaerense y dirigente con la responsabilidad de “atar” acuerdos con otras fuerzas, y Gutiérrez el candidato a diputado nacional en primer término que represente al sector.

De esa forma culminó el encuentro, y la paz duró apenas unas semanas.

Por lo bajo, a Meoni se le cuestionaba que como responsable visible del armado solo había logrado hacer una reunión con dirigentes de segunda línea del radicalismo pero que en la misma faltaba justamente el titular del comité bonaerense, Daniel Salvador, entre otras cuestiones de similar magnitud.

Pero los días fueron pasando y finalmente Katz disparó una munición gruesa. Dijo a un medio platense que el cobismo no tenía candidatos, negando de esa forma que Gutiérrez sea el postulante cobista en la provincia de Buenos Aires.

A pocas horas, Gutiérrez salió a cruzarlo él mismo, sin utilizar vocero alguno, y dijo en declaraciones al portal “Latecla.info”: “pregúntele a Cobos” y agregó “será una expresión de Katz que no estuvo en el momento que el vicepresidente me propuso ser candidato a diputado. En todo caso deberá ser Cobos quien rectifique o ratifique esa información. A mí el vicepresidente me propuso ser el primer candidato a diputado en la lista bonaerense en este orden impartió instrucciones a Meoni quien es el que lleva adelante las negociaciones en la Provincia. Katz no figura en el armado de esto”.

El hecho de decir el propio Gutiérrez que su rival interno, Daniel Katz, no es parte del armado cobista, sin dudas encenderá un incendio de magnitud, en donde apuraría una decisión que estaría por tomar el vicepresidente y es la abstención en un armado bonaerense.

Según indica Impulso Baires, este viernes en el “cobismo de paladar negro” se analiza la posibilidad concreta de que el vicepresidente se abstenga de participar durante este año en territorio bonaerense, tal como lo estaría por hacer en la Capital Federal.

“Distrito con problemas internos es lugar en el que Julio no va a hacer esfuerzos” dijo un allegado al vicepresidente. De todos modos, en la interna provincial, Gutiérrez sacó una luz de ventaja a sus oponentes. Este jueves estuvo en Expoagro con Cobos, el gobernador de la provincia de Santa Fe, Hermes Binner y el intendente de Rosario Miguel Lifschitz, intendente de Rosario; y este sábado hará lo mismo con la líder de la Coalición Cívica bonaerense, Margarita Stolbizer, una dirigente con la que el pergaminense tiene una aceitada relación.

El fin de semana seguramente será intenso en el cobismo, y posiblemente en los días venideros haya novedades, y tal vez algunos cambios de roles.

No obstante, la organización política del vicepresidente está teniendo falencias en distintos lugares, cuestión que no deja de preocupar a varios de los dirigentes intermedios que decidieron apostar a su espacio.

Comentá la nota