Y estalló Alem

La Asociación Vecinal Leandro N. Alem Barrio de Playa Grande, emitió un comunicado en el cual radiográficamente dan a conocer la historia, de un atropello a los habitantes del sector.
Es a raíz del conflicto suscitado por los excesos que se producen en el sector, por el desarrollo de actividades no permitidas ni por ley ni por ordenanzas vigentes.

La transcripción textual del comunicado es la siguiente:

Alem estalló. Explotó por la presión acumulada durante años de ilegalidad y complacencia. Estalló en la cara del intendente Pulti, a través de las vergonzosas imágenes difundidas en los medios televisivos nacionales, en el fárrago de información vertida en los medios locales. Estalló naturalmente, pues algún día tenía que estallar.

El impacto de la explosión, la onda expansiva de la misma no sólo repercutió en cada calle del Barrio Residencial Playa Grande, tuvo su epicentro en el punto de la ciudad donde se originó el conflicto: Hipólito Yrigoyen y Avenida Luro.

La actitud complaciente, claudicante, de ciertos funcionarios municipales, de muchos concejales, de algunos encargados de administrar justicia, antes y ahora, encendió la mecha que devino en la detonación.

No fuimos los vecinos, en esta oportunidad, quienes llevamos el tema a las pantallas, al papel, al espacio radial. No se generó el estallido por la acumulación de reclamos, indignantemente ignorados durante años, sino que obedeció a causas naturales, inevitables.

El pésimo manejo de la administración municipal, manejo apartado de los carriles normales de infracción y sanción, concurrió en una increíble sucesión de hechos más cercanos a la ficción que al normal desenvolvimiento de una Ciudad civilizada : pedidos de modificaciones a las normativas, amenazas de lock-out. Defensa de posiciones indefendibles: un papelón absoluto.

La realidad

En el Barrio Residencial Playa Grande se hallan emplazados 68 establecimientos gastronómicos de diferentes rubros. Los serios inconvenientes, los conflictos registrados desde hace años, son protagonizados por no más de 22 locales.

Estos comercios gastronómicos ofrecen y desarrollan actividades para las cuales no están habilitados. No sólo el Uso de Suelo vigente en el sector lo impide. Una clarísima Ordenanza Municipal regulatoria, determina que en los locales no se puede bailar. Más de un centenar de infracciones labradas en los últimos dos años, certifican sin lugar a dudas que dichos establecimientos funcionan como discotecas ilegales. Y tras Cromañón, las discotecas están consideradas de alto riesgo, no sólo por las autoridades responsables sino, también por las compañías de seguros. Y existe el consenso generalizado respecto a que éstas no pueden estar emplazadas de ninguna manera en sectores residenciales

Los factores de ocupacion

Las discotecas ilegales y bares de Alem, quienes operan desde las 02:00 AM hasta las 06:00 (o más aún en ciertas oportunidades) suman en conjunto una cantidad muy cercana a los 4.600 asistentes permitidos. Existen serias y fundadas presunciones respecto a que de ajustarse a las normativas ( Reglamento General de Construcciones, Categorías y Rubros habilitados, determinación exacta de los Certificados Antisiniestrales que otorgan los Factores de Ocupación ) el número de asistentes no debería superar las 3,000 personas en total. Los antecedentes oficialmente registrados indican violaciones constantes, sistemáticas, en el Barrio Residencial Playa Grande, que se acercan al 300 % en promedio ponderado sobre las 4.600 plazas determinadas, y, desde ya, fundadamente cuestionadas. Una Irracionalidad absoluta e insostenible. Entre 15.000 y 18.000 personas en un sector al cual sólo debería asistir una cifra muy ajustada a las 3.000 personas.

La legislación correspondiente a los Factores de Ocupación tiene su raíz en normativas Internacionales, adoptadas por nuestro País. Se trata de aspectos técnicos muy precisos, suficientemente probados y aplicados. Suscriben a dicha legislación La Superintendencia de Bomberos de La Policía Federal, el Departamento de Bomberos de La Policía de La Provincia de Buenos Aires, el Código de Edificación de La Ciudad de Buenos Aires y el Municipio del Partido de General Pueyrredón, entre otras y muchas administraciones.

Violar los Factores de Ocupación en establecimientos gastronómicos constituye un enorme riesgo de vida. Proponer modificar la legislación, un absurdo sin precedentes que convertiría al Municipio de General Pueyrredón en una suerte de Oveja Negra entre los Estados Municipales de toda la República

Factores ambientales negativos

Desde la falta de agua hasta la mugre (no basura), pasando por La CONTAMINACION Sonora, caos de tránsito, disturbios, pérdidas patrimoniales a los habitantes, robos, etc., pasan a constituir los llamados FACTORES AMBIENTALES NEGATIVOS generados a partir de una actividad desarrollada en forma irracional, exacerbada, totalmente desnaturalizada de su concepción (léase habilitación en el caso de que la tuviese), ilegal, contraria a toda legislación Nacional, Provincial y Municipal, pero eso sí que reditúa indiscutiblemente enormes ganancias a un reducido grupo y su entorno (íntimo o necesario) en desmedro y de espaldas a un importante sector de la Comunidad,

A rio revuelto…. Ganancia de pescador.

Y en este marco, insólito, vergonzante, contrario a todo derecho, aparecen los "Pescadores", para proponer aun mas modificaciones a las normativas Urbanísticas, sin consultar a ningún Vecino, desde ya, bien para generar nuevos negocios inmobiliarios, a través de la reclasificación Del Código de Ordenamiento Territorial de R7 a R4, desde ciertos sectores del Oficialismo, bien para intentar legitimar el "centro recreativo nocturno",desde la Oposición, vía una peatonalizacion de las calles Alem y Bernardo de Yrigoyen, proyecto que ya demostró su rotundo fracaso allá por los 90´ y el rechazo generalizado por parte de los Vecinos.

Lo más grave

Y por si faltara algo en este conflicto, leemos :

…"El concejal de Acción Marplatense Héctor Rosso, salió al cruce de las declaraciones de la edil radical con fuertes acusaciones hacia la ex diputada. "Ahora, parece que la señora Vilma Baragiola nació de un repollo, cuando habla de lo que ocurre en la calle Alem", arremetió el funcionario y dijo a su vez que resulta "intolerable que haga como que tiene la receta para solucionar el problema que contribuyó a profundizar durante años".

"Para ponerla en situación me permito recordarle que funcionarios corruptos, sospechados de innumerables maniobras, que fueron parte del gobierno de Daniel Katz, al igual que la señora Baragiola, son los dueños de los bares más conflictivos de la calle Alem", disparó Rosso.

"Es más -subrayó-, Baragiola, en carácter de concejal y funcionaria, intervino en las gestiones que se cumplieron, justamente, cuando se produjo el desmadre de Alem. En ese triste escenario, ni ella ni los otros dijeron una palabra".

En esa misma línea, el concejal de AM entendió que "no hay que ir muy lejos para comprobar dicha connivencia, pues es fácil descubrir que las conferencias de prensa ‘de la noche’ son organizadas por ex funcionarios del gobierno de Daniel Katz".

Por último, Héctor Rosso le dijo a Baragiola que hoy por hoy los controles en Alem "son los más importantes que se han hecho"- "Por eso, aquellos que se acostumbraron a la pasividad y fueron cómplices de los gobiernos anteriores, ahora los califican de excesivos. Parece mentira, pero esos controles, tan necesarios, por cierto, según estos personajes, los asfixian", concluyó…

Cuidado ! Se estaría hablando de corrupción. Se estaría hablando de complicidades. Se hablaría de presuntas operaciones de prensa, de innumerables maniobras de "dueños de bares". Es gravísimo, de gravedad extrema y ameritaría el camino inmediato a La Fiscalía.

Y Cuidado ! Hay "Palos para La burra blanca, palos para La burra negra", pues en este conflicto que como sostenemos impacta en un importante sector de la Comunidad, hay pocos que pueden arrojar la primera piedra…. Oficialismo y Oposición, Oposición y Oficialismo.

Los Vecinos jamás solicitamos el cierre de estos locales. Sólo reclamamos, y hoy EXIGIMOS, que el Estado Municipal GARANTICE que cada comerciante explote su comercio bajo la habilitación que le fuera otorgada de acuerdo al Uso de Suelo. Que un restaurante sea un restaurante, que un bar sea un bar, NO DISCOTECAS. Que se cumpla con exactitud matemática la asistencia de 3.000 personas, determinando de acuerdo a Ley los Factores de Ocupación y no 4.600, ni 8.000 ni 18.000 personas. Si el Estado Municipal no cumple las normativas, se constituye automáticamente en cómplice de quienes violan las reglamentaciones.

Si prueban con la ley, señoras y señores ? No sería más sencillo?

Comentá la nota