Estafas con viviendas. Lanzan un plan para cobrarle a los morosos

El administrador de Vivienda, Carlos Crovara, dijo que se dispondrá ‘recuperar’ las casas adjudicadas que no están siendo habitadas por los beneficiarios. Lo hará para reasignarlas a inscriptos con mayor antigüedad, situación de extrema pobreza y familia numerosa. Además, citará a los adjudicatarios con deudas para que regularicen.

Como una de las consecuencias del escándalo desatado tras la investigación judicial por la venta de casas sociales que involucra a empleados públicos y particulares, el gobierno anunció este viernes una operatoria para recuperar casas impagas y mejorar la capacidad de recupero de las cuotas, para lo cual la Administración de Vivienda citará a los morosos para establecer un plan de financiación de pago y regularizar las deudas, incluyendo la condonación de intereses.

Así lo dijo el administrador de Vivienda, Carlos Crovara, quien anunció un período de citaciones e intimaciones a los morosos. "Estará a cargo de las oficinas de Gestión Financiera, que buscará adecuar un plan de pago a las posibilidades reales de cada moroso", precisó.

‘En aquellos casos que probemos que la familia (morosa) está pasando por una situación de insolvencia, vamos a considerar la situación y postergar el pago de la vivienda. Pero aquel que pueda pagar, tendrá la obligación de tener como prioridad número uno el pago de la casa, porque hemos detectado casos de familias que pagan la cuota del canal de cable y no pagan la cuota de la vivienda que a veces es por un monto menor’, graficó Crovara.

‘Vamos a aplicar la ley 8.232 sobre cesión de haberes y, en los casos de empleados públicos con deuda, vamos a disponer que obligatoriamente se realice esta cesión de haberes’, añadió.

El objetivo del gobierno es ‘mejorar el recupero que nos permita reinvertir estos fondos y seguir haciendo mas viviendas’, puntualizó el funcionario.

Sobre casos de viviendas que no hayan sido ocupadas en tiempo y forma por quienes resultaron adjudicatarios, Crovara dijo que ‘vamos a declarar la inmediata caducidad de la adjudicación y readjudicarlas’ en base a un padrón que tendrá como prioridad a inscriptos con mayor antigüedad, situación de extrema pobreza y el número de miembros de la familia.

En principio, el funcionario estimó que habría al menos unas 30 viviendas en esa situación, porque ‘estamos haciendo un chequeo en base a denuncias sobre todos los planes entregados hasta ahora’.

Comentá la nota