Estafa a jubilados, una constante

El jubilado Luis Romero, que destinó más de cinco años de su vida a pleitos judiciales con una obra social inescrupulosa, se solidarizó con los pasivos de Palo Blanco (Fiambalá), que fueron estafados por una mutual que les descuenta mensualmente de su sueldos cuotas por mobiliarios que nunca recibieron.

Romero llegó con su reclamo hasta al Consejo de la Magistratura. Fue luego de una dilatada actividad judicial que lo llevó a gastar tiempo y dinero. Frente a respuestas poco alentadoras, este jubilado recurrió a distintos organismos de control en busca de acompañamiento.

En conclusión, logró que le devolvieran -en parte- el dinero descontado sin autorización. Pero descubrió que Bancos, la ANSES, mutuales, sindicatos, obras sociales y el foro judicial, tendrían muchas coincidencias en su proceder.

"Estamos desamparados. El Gobierno no protege a los jubilados; si hasta nos derivan a cobrar el sueldo en Bancos que funcionan como financieras. Mi problema fue con la obra social de la Unión Ferroviarios, pero terminé por comprender cómo funciona la Justicia en nuestro país", lamentó Romero.

El pasivo se preguntó porqué no funcionan los organimsos de Derecho del Consumidor y Derecho de la Tercera Edad. "El problema aquí es que hay connivencia entre diferentes instituciones para perjudicar a los jubilados", concluyó Romero.

Comentá la nota