Estafa histórica de la U.S. Army con fondos para la reconstrucción de Irak

Estafa histórica de la U.S. Army con fondos para la reconstrucción de Irak
Denunciaron que el Ejército de EE.UU. malversó el dinero destinado a levantar el país invadido por Bush.
Investigadores estadounidenses federales investigan lo que podría convertirse en la mayor estafa llevada a cabo en los últimos tiempos. Se trata del mal uso de más de U$S 50.000 millones por parte del ejército norteamericano, destinados a los trabajos de reconstrucción en Irak y que, según se supo, se habrían usado para plantar palmeras y flores.

Según el informe, publicado en el diario The New York Times y consignado por el británico The Independent, altos mandos del Ejército norteamericano estarían involucrados en el mal uso de una gran parte de los U$S 125.000 millones destinados a reconstruir Irak luego de la caída de Sadam Hussein en 2003, por lo que, ahora, serán acusados de estafa y blanqueo de dinero.

Y la realidad pareciera sustentar la probable única verdad. Pese a las enormes sumas de dinero que EEUU dedicó a la reparación edilicia del país desde 2003, lo único que se alcanzó a construir fue una nueva embajada estadounidense y una mezquita que, para colmo, está a medio hacer. Sin embargo, las principales rutas están cubiertas de palmeras y flores, por lo que se sospecha que el dinero del Gobierno habría sido destinado sólo para la floricultura.

Por ello, investigadores federales comenzaron a solicitar las acciones de los oficiales mayores estadounidenses involucrados en el programa para reconstruir Irak, explica el diario que, además, cita entrevistas con representantes del gobierno y documentos del tribunal.

Entre dichos documentos, figura el nombre del Coronel Antonio B. Bell, encargado de las tareas de reconstrucción en Irak en 2003 y 2004, y del Teniente Coronel Ronald W. Hirtle de Fuerzas Aéreas de los EU, oficial de contracción mayor en Bagdad en 2004.

Sin embargo, el diario no aclara qué pruebas específicas existen contra los dos hombres, quienes aseguran no tener nada para ocultar.

Comentá la nota