Estados Unidos tiene un nuevo récord de déficit público de 1,37 billón de dólares

La economía de los Estados Unidos se empecina en dar vuelta la página de la crisis. Es que una semana después de que se difundieran las cifras laborales con un nuevo repunte de la tasa de desempleo a 9,7%, ayer se supo que el déficit presupuestario de Estados Unidos alcanzó un nuevo récord de 1,37 billón de dólares tras 11 meses de rojo en las cuentas públicas durante el período de ejercicio 2008-2009. Un período deficitario tan largo sólo se había observado en contadas oportunidades en el pasado y no se evidenciaba desde mayo de 1991 a marzo de 1992.
Al igual que en los meses anteriores, las cuentas del Estado fueron afectadas en agosto por la caída de los ingresos fiscales como consecuencia de la crisis, el descenso de los beneficios de las empresas y las familias y por el alza de los gastos a causa de la recesión, que sólo pudo ser controlada en algún punto por el gasto social emanado desde el gobierno.

Sin embargo, estas intervenciones no estuvieron exentas de polémica y generaron duras réplicas por parte de los republicanos y de sectores empresariales que alertaban sobre una "socialización" de Wall Street y de las firmas locales.

El presidente Barack Obama, que heredó las finanzas públicas en un estado catastrófico a su llegada a la Casa Blanca en enero, explicó que el incremento del déficit era un mal pasajero necesario para permitir que el Estado reactivara la economía del país. Pero la gravedad de la crisis era tal que la Casa Blanca anunció a fines del mes pasado una fuerte revisión al alza de su previsión de déficit presupuestario para 2010 y debió reconocer implícitamente que la promesa hecha por el líder demócrata de llevar el déficit estadounidense bajo 3% del PBI hacia el fin de su mandato no podría ser cumplida.

Muy pobres. El dato sobre el déficit conocido ayer se difunde luego de que que el jueves se conociera el informe anual de la oficina de censo estadounidense, que reveló un nuevo aumento en el número de pobres, que ya alcanzan los 40 millones. Se trata del mayor número en la última década.

La cifra oficial de la pobreza en el 2008 fue del 13,2%, en contrastre con el índice de 2007 del 12,5%. De este modo, el número de estadounidenses que viven en la pobreza ascendió de 37,3 millones en 2007 a 39,8 millones en el 2008. Acorde al glosario de Washington, se considera pobre a toda aquella persona que en 2008 ganó menos de 11 mil dólares anuales en concepto de remuneración por su trabajo, aunque la cifra asciende a 22.500 cuando se calcula por familia.

Las cifras sociales se dieron a conocer un día antes de que el Departamento de Tesoro informara ayer que el déficit del Estado aumentó en 111.403 millones de dólares en agosto. Y aunque se trate de una cifra menor a la estimada por muchos analistas, quienes preveían un déficit de 111.900 millones de dólares, e incluso representa una baja de 0,5% con respecto a agosto de 2008 por primera vez en el año, el déficit acumulado convierte a agosto en el undécimo mes consecutivo de cuentas que no cierran.

Comentá la nota