Estados Unidos se recupera pero Bin Laden quiere el fin del dólar

Mientras la economía estadounidense deja atrás la recesión, el jefe de Al Qaeda pidió boicotear la moneda norteamericana en el mundo.
El Producto Bruto Interno (PBI) de Estados Unidos no sólo afirmó su tendencia creciente iniciada en el tercer trimestre de 2009, sino que además la tasa alcanzada fue mayor a la prevista, ratificando el cambio de tendencia a fines de un año que había comenzado en forma drástica. Según el Departamento de Comercio, el PBI creció en los últimos tres meses de 2009 al 5,7 por ciento, pero hay quienes sostienen que el impulso vigoroso en esa etapa del año se correspondió con el apoyo estatal a las empresas. Como prueba, señalan que las ventas finales sólo aumentaron 2,2 por ciento.

"El PBI ciertamente no es tan fuerte como parece", opinó Scott Brown, economista jefe de Raymond James & Associates, excluyendo la posibilidad de una recuperación dinámica. Según Augustine Fauchier, de Moody’s Economy, "el crecimiento se va a debilitar en la primera mitad del año 2010, antes de acelerarse en el segundo semestre y en el año siguiente". La tasa de crecimiento del último período de 2009 es la más elevada en Estados Unidos desde mediados de 2003 y está muy por encima de lo que esperaban los analistas, que preveían un alza del PBI de 4,7 por ciento, según el consenso promedio.

Saludando el impulso del cuarto trimestre como "la noticia más positiva hasta ahora sobre la economía", la Casa Blanca recordó que hay mucho que hacer para que el crecimiento se acompañe de una recuperación duradera del empleo, en momentos en que la tasa de desocupación se instala por encima del 10% desde octubre, por primera vez desde 1983. "El cambio desde el primer trimestre de 2009, cuando el PBI cayó 6,4%, es verdaderamente extraordinario", aseguró Christina Romer, principal asesora económica del jefe de Estado.

Desde Baltimore, donde participó de una conferencia partidaria con los republicanos, el presidente Barack Obama aprovechó los datos positivos para fustigar a los legisladores de la oposición por oponerse a sus incentivos fiscales y defender las exenciones a los sectores más pudientes instauradas por su predecesor, George W. Bush. "No creo que el público estadounidense quiera que nos centremos en nuestra seguridad laboral. Quiere que nos centremos en su seguridad laboral", remarcó el demócrata.

En otro momento de su exposición, Obama reconoció que los republicanos se unieron a los demócratas en algunas gestiones, como despachar más refuerzos a Afganistán. Pero se declaró decepcionado y perplejo por la oposición republicana a otros programas.

Mientras Estados Unidos se afianza tímidamente en el camino de la recuperación económica al difundirse datos positivos correspondientes al cuarto trimestre de 2009, el líder de la red terrorista Al Qaeda, Osama bin Laden, volvió a mostrarse en un video donde llamó a boicotear el dólar. Fue en una cinta divulgada ayer por el canal de televisión Al Jazeera, donde el máximo responsable de los atentados del 11 de septiembre de 2001 al Pentágono y a las Torres Gemelas argumentó que es la única forma de poner fin a la "esclavitud" que ejerce Washington.

"Deberíamos dejar de usar el dólar y deshacernos de él. Sé que eso tendría fuertes repercusiones, pero esa es la única manera de liberar a la humanidad de la esclavitud ante Estados Unidos y sus empresas", atacó el jefe islamista. Y apuntó contra las principales potencias del mundo por su responsabilidad en el cambio climático: "Todos los países industrializados, y especialmente los más grandes, son responsables de la crisis del calentamiento global", afirmó el saudí.

Comentá la nota