Los Estados Unidos son mejor vistos por la buena imagen de Barack Obama en el mundo

Un estudio internacional muestra que es reflejo de una confianza colectiva en que el nuevo presidente intentará hacer las cosas bien. Es destacable que la confianza en Obama es superior a la que generan las medidas que anunció para superar la crisis
En la Argentina, de la consulta a 800 argentinos surgió que nuestro país es aquel de América latina donde "más ha mejorado la imagen" de Estados Unidos gracias al fenómeno Obama.

Pero todavía es el país de la región donde Estados Unidos tiene la más baja valoración: un 38% de imagen positiva, frente al 61% que se le concede en Brasil o el 69% que cosecha en México. La Argentina es el país de la región donde, el año pasado, más abajo se encontraba la imagen de Estados Unidos.

De acuerdo con sus resultados y gracias a Obama la valoración internacional de Estados Unidos volvió a alcanzar niveles altos que no se veían desde antes de los ocho años de gobierno de George W. Bush, que en 2008 tenía una aceptación del 17 por ciento.

Una de las excepciones más notables en esto fue Israel, donde la actitud hacia Estados Unidos ha empeorado desde que Bush dejó la presidencia. Si durante el mandato de Bush el 78% se declaraba a favor, la cifra se reduce ahora, con Obama, al 71 por ciento.

En los países musulmanes el cambio es mínimo, con la única excepción de Indonesia, donde Obama pasó parte de su infancia. Allí, la aceptación de Estados Unidos subió del 37 al 63%. En Jordania y en Egipto, la opinión favorable apenas subió seis y cinco puntos, respectivamente, para quedar en el 25 y el 27%, respectivamente.

En conjunto, las mejoras más notables se producen, sobre todo, en Europa. Allí, el mayor cambio se registra en Francia, donde si en 2008 sólo el 42% de los ciudadanos veía con buenos ojos a Estados Unidos, este año la cifra ha subido al 75%. Alemania registra una diferencia similar: el 31% en 2008 frente al 64% este año. En ambos casos, la confianza en Obama supera la que se otorga al presidente, Nicolas Sarkozy, y a la canciller, Angela Merkel.

El análisis revela también que el cambio en la actitud viene empujado no tanto por las opiniones de los encuestados acerca de las medidas específicas en política exterior de Washington, sino por la buena imagen personal de Obama según informa el diario La Nación.

En casi todos los países donde se efectuó la encuesta hay amplio apoyo a las decisiones presidenciales de cerrar la prisión de Guantánamo y de retirar las tropas de Irak.

Comentá la nota