Estados Alterados

El kirchnerismo podría colocar una figura de su confianza en las listas de candidatos del PJ chubutense en el 2009. Ese es el planteo "de máxima" que se le habría transmitido ayer, miércoles, al Gobernador Das Neves, durante un breve encuentro con Néstor Kirchner en la Residencia de Olivos, posterior al anuncio de los plantes "Petróleo Plus" y "Refino Plus".
Esos dos planes intentan salvar, al menos en el plano local, los perniciosos efectos de la renegociación encarada por el Gobierno de Chubut con Pan American Energy, que le transfirió el principal yacimiento de hidrocarburos de la región en unas condiciones tan desfavorables para el Estado, que ahora hay que concederle nuevos beneficios fiscales a esa multinacional para que mantenga su nivel de operaciones.

Por supuesto, PAE hizo lo que hará cualquier empresa que encuentre semejantes facilidades. Relativizó hasta un extremo llamativo la promesa de la refinería, al señalar taxativamente que lo que habrá por ahora es sólo un estudio de incierto final y trasladando "hasta el 2014 o 2015", la fecha de concreción del potencial emprendimiento.

En medio de estas cuestiones, que se disfrazan como mejor pueden para que nadie pregunte por el pasado cercano, el Gobierno y el Gobernador se encontraron con una crisis gravísima, que estuvo a punto de llevarse puesto al entero Gobierno Municipal de Puerto Madryn, a pesar de que seguramente ahora todos saldrán a negar todo.

Con una movilización de la Uocra encima y con los paredones de la empresa Poseidón de Puerto Madryn reclamando la renuncia del secretario de Pesca, Juan Berón; y despotricando contra "el Modelo Chubut en pesca", como puede leerse en las pintadas de negro alquitrán sobre esas (antaño) blancas paredes, el Gobierno montó en cólera contra los madrynenses, sospechados además de kirchnerismo explícito.

La primera reprimenda llegó para el secretario de Infraestructura, Alejandro Pagani, a quien la Uocra y el Gobierno le reprochan una presunta falta de diligencia en la ejecución de obras públicas, cuya demora acelera los niveles de desempleo en el sector.

Ese primer enojo arrastró otro, mucho más serio. El pedido de la dimisión del Viceintendente, Ricardo Lázaro, a quien Fontana 50 imputa responsabilidad política en las protestas de los trabajadores de la construcción.

Llegada a ese punto la crisis, el intendente local, Carlos Eliceche, jugó una carta pesadísima, que le salió bien. Reunió a sus hasta hoy aliados, los diputados provincial y nacional Miguel Angel González y Nancy González, para marchar juntos a Rawson con un planteo durísimo, destinado a ahogar la serie de presiones que se descargan sobre Eliceche, desde las primeras líneas del Gobierno.

"Dijeron que si se iba uno, se iban todos. Lo van a desmentir, pero fue así", aseguró a primera hora de esta mañana una de las varias fuentes que, anoche, le permitieron a Rawsonline la reunión de la que ahora todos hablan, pero nadie se atrevió a publicar.

Las conversaciones seguirán este viernes, pero ahora en Puerto Madryn, donde se firmará un nuevo acuerdo para tratar de calmar los descontentos en el sector pesquero.

Acá, al Gobierno tampoco lo acompaña mucho la suerte. Los gremios aseguran haber descubierto que la información que aseguraba que se habían retirado permisos de pesca a Poseidón y Neptuno, está muy floja de papeles.

"Poseidón no se presentó a la renovación porque no tenía interés y Neptuno se radicará en Santa Cruz", dicen voceros de la industria. Los permisos, entonces, habrían caído solos, sin que interviniera el corto látigo del Gobierno.

Comentá la nota