"El Estado tiene derecho a intervenir en las ganacias de las empresas".

Serie de entrevistas multimedia en la Redacción de Clarín con los candidatos al Congreso Nacional.
"Yo no soy banquero. Decir que soy banquero es como afirmar que usted es dueño de un diario", avisará un par de veces Carlos Heller -presidente del Consejo de Administración del Banco Credicoop- a los periodistas de Clarín, a quienes ofreció una larga entrevista. "Hombre de izquierda", como se define, Heller mantiene desde hace años fluidos contactos con el sindicalismo de la CTA. Sin embargo, hoy es candidato a diputado por el kirchnerismo en el distrito porteño compartiendo la lista, entre otros con Julio Piumato, soldado de la CGT.

¿Se arrepiente de algún voto a Presidente?

No, porque perdí siempre.

¿En 2003 votó a Kirchner?

Sí, voté a Kirchner.

¿Y en 2007?

Voté a Cristina.

Entonces no siempre perdió.

Me he hecho ganador en esta última etapa (risas).

En 2007, Heller rubricó una alianza con Miguel Bonasso y Aníbal Ibarra, de quienes ahora está políticamente lejos. "Yo estoy en el lugar al que ellos me invitaron a participar. Ellos se corrieron", sostuvo. Contó que Ibarra "planteaba algo así como que la cantidad de votos que se puede sacar en la Ciudad es inversamente proporcional a la cercanía con el gobierno nacional" y proponía "atraer a los desencantados de Carrió".

Como hombre "de izquierda", qué tan cómodo se siente Heller compartiendo el espacio político con un pragmático como el gobernador bonaerense. "Yo no dije que éste era un gobierno de izquierda. Scioli adhiere a la propuesta del gobierno nacional con las que yo estoy de acuerdo". Afirma: hará "una buena elección".

Disiente cuando se le plantea si disputará votos con Pino Solanas. "El voto de Pino no acompaña al gobierno", respondió. Dijo que lo admira como cineasta.

A juzgar por las últimas elecciones, ¿los Kirchner no entienden a los porteños o los porteños a los Kirchner?

El voto de los grandes centros urbanos es complejo. En España gobierna el Partido Socialista y en Madrid el Partido Popular. Lula tiene setenta y pico de imagen positiva pero pierde en San Pablo.

Dice que la oposición es "irresponsable" al amenazar con la posibilidad de fraude: "Están confirmando que las encuestas le dan claramente el triunfo a Kirchner en la Provincia y que va a ser muchos más amplio que lo que se preveía hace algunas semanas".

Heller, Kirchner relegó su proyecto de "transversalidad" y apostó al PJ como principal sostén.

Kirchner me ha dicho que sigue pensando en que vamos hacia la conformación de dos grandes espacios, uno de centroizquierda y otro centroderecha. Ese espacio de centroizquierda es lo que estamos construyendo en la Ciudad.

¿Es confiable el INDEC?

Por las razones que sean, la confianza del INDEC esta dañada.

¿El Credicoop usa el INDEC para hacer sus cálculos de negocios?

Sí, esa es la información más sólida que creemos que hay. Ningún instituto privado puede medir la pobreza en serio.

Heller dice que "los precios suben porque los formadores de precios los aumentan, no porque el INDEC mide mal. Los rubros fundamentales de la economía tienen cuatro o cinco empresas que son las formadoras de precios".

Está convencido de que durante el conflicto por las retenciones, se discutió algo que trascendía al campo. "Por eso una determinada cantidad de sectores se alineó con el campo. Si el Estado tiene o no derecho a intervenir en la capacidad de ganancia de las empresas o de los sectores. Yo creo que sí lo tiene". Heller cree que el gobierno se equivocó en no haber iniciado la discusión en el Parlamento.

Más sobre su pensamiento económico: "Todo el mundo habla de la distribución de la riqueza, pero distribuir supone mecanismos de apropiación de la renta para trasladar de un sector a otro. El impuesto es la herramienta que el sistema capitalista tiene para tratar de equilibrar un poco los desequilibrios sociales. La Argentina requiere una reforma impositiva profunda: Tenemos que gravar la renta financiera, la renta minera, el juego. Todo esto aspiro a discutir cuando sea diputado.

En los últimos seis años no se avanzó con esas propuestas.

Yo voy a ser diputado el 10 de diciembre. Hablar de un tema de reforma tributaria es muy complejo. En una sociedad que rechaza las retenciones móviles, ¿qué pasaría con una reforma impositiva?

¿Acuerda una mayor intervención del Estado en grandes empresas?

Sí, sí. Lo cual hay que decirlo en los términos en que lo digo. La Argentina no tiene un proyecto de Socialismo de siglo XXI. En los servicios públicos, la participación del Estado debería consolidarse y tal vez, ampliarse. Creo que este gobierno no tiene planes que tengan que ver con un desarrollo de un proceso de estatización de áreas productivas.

"No es cierto que el FMI flexibilizó algunas líneas de crédito", afirmó. "Es peor: antes venían y te decían que te prestaban si te comprometías a hacer determinadas cosas. Ahora te dicen que te prestan si hiciste las cosas que ellos creen que hay que hacer.

Cuando Kirchner pidió bajar la tasas, ¿las bajó el Creedicop?

No. El reclamo de Néstor Kichner está bien pero muestra la insuficiencia de instrumentos que tiene el Estado para lograr determinadas cosas. Es imposible pensar un sistema financiero que capte depósitos a 30 días y preste a 20 años.

Comentá la nota