Estado rescata bonos y será dueño de empresas

Por: Pablo Wende

De concretarse el plan oficial de traspasar al sistemade reparto a todos los afiliados a las AFJP, el Estado contabilizará un ingreso inicial de casi $ 100 mil millones en aportes acumulados durante 15 años en manos privadas.

Luego, serán $ 1.020 millones mensuales los que obtendrá la ANSeS de los nuevos aportantes que hasta ahora pertenecían al régimen de capitalización. Aunque se trata de un ingreso atractivo para las arcas fiscales, los economistas advierten que cada peso que recibe el Estado en concepto de aportes no debe verse como un ingreso sino como una deuda contraída hacia el futuro.

Los datos de agosto último muestran que los aportantes a las AFJP suman poco más 3,6 millones de personas. Quienes efectivamente hoy cobran del sistema de capitalización son 445 mil. Según las cifras que maneja el sector, sólo 60% de éstos (unos 270 mil) son jubilados. El resto percibe mensualmente sus pagos por retiro por invalidez o fallecimiento (es decir, viudos del titular).

Como el historial de aportes todavía es bajo (quien más lo hizo sólo sumó 15 años en el sistema privado), al momento de pagársele al beneficiario la ANSeS debe completar una parte importante del monto.

Además, como los bonos y acciones en los que invierten las AFJP cayeron en los últimos meses, es mayor el aporte que debe hacer el Estado para que el jubilado llegue a cobrar el haber mínimo.

Según Jorge Colina, economista de IDESA, cerca de 80% del haber proviene del régimen de reparto y 20% del de capitalización.

Pero aunque los montos involucrados en la seguridad social son muy grandes, los economistas ponen la lupa en la evolución de esos fondos. Los aportes al régimen de capitalización que sumaron $ 1.020 millones en agosto de este año, en agosto de 2007 habían sido de $ 673 millones.

Los aportes están directamentevinculados con el nivel de salarios, ya que representan 11% de los ingresos de los trabajador. Así, con los ajustes salariales del último año y las paritarias que todavía se negocian, se espera que el monto aumente considerablemente.

El cambio de régimen no representa variación para los trabajadores, ya que seguirán aportando 11% de su salario. Dejarán de recibir un resumen periódico de su cuenta así como también de acceder a los detalles de las inversiones que se realizan con su dinero.

Los últimos datos del sector muestran que existen 9,4 millones de afiliados, que exceden a los aportantes regulares (3,6 millones) ya que se trata de personas que se dieron de alta en la AFIP y no fallecieron ni comenzaron a cobrar, pero tampoco tienen una cuenta estable. Es decir que sólo 38,3% aporta regularmente.

Orígenes es la AFJP que cuenta con la mayor participación en el mercado, de acuerdo con el número de afiliados, con casi 19%. La siguen MET (14,2%), Consolidar (13,9%) y Arauca Bit (12,17%).

Sólo en agosto de este año hubo casi 10 mil altas. La mayoría de los aportantes (20,7%) tiene entre 25 y 29 años.

En los últimos meses, además, los afiliados al régimen de capitalización realizaron numerosos traspasos de una compañía a otra (en este sistema se permiten cambios cada tres meses). En agosto los traspasos sumaron 35.416.

El ranking de rentabilidad histórica anualizada (desde el inicio del sistema) está encabezado por MET, que a setiembre de este año mostró 16,99%. Le siguen Nación AFJP y Consolidar, con 15,63% y 14,55%, respectivamente. La rentabilidad promedio anualizada en setiembre fue de -2,25%.

Según Jorge Colina, economista de IDESA, «se está hablando de pérdidas de rentabilidad mirando los datos de setiembre, que fue uno de los peores meses de la historia en el mercado financiero. En ese mes con respecto al mismo del año anterior la baja fue de poco más de 2%. Pero si el gobierno está preocupado por los aportantes, sería mejor que recuperen el valor de los bonos del Estado que representan 55% de los fondos de las AFJP y están en baja en vez de anular el sistema de capitalización», dijo a este diario.

Comentá la nota