El Estado puso $ 2.000 millones en Aerolíneas, pero no sería suficiente

El Gobierno amplió el gasto en $ 507 millones y reasignó partidas por $ 1.400 millones. Financia a Aerolíneas y a Cammesa en perjuicio de Yacyretá y el sistema ferroviario
Luego de las últimas modificaciones presupuestarias decididas por la Jefatura de Gabinete, el Gobierno lleva destinados a Aerolíneas Argentinas $ 1.942,8 millones de pesos en lo que va de 2009. Sin embargo, ese dinero no sería suficiente para que la línea aérea llegue a fin de año, ya que en los primeros seis meses gastó $ 1.212,6 millones.

Así se desprende de los cambios en el presupuestos dispuestos por la Decisión Administrativa 168, publicada en el Boletín Oficial el 27 de agosto último. En ella, una elefantiásica reasignación de partidas de 570 planillas, el Gobierno dispuso otorgar más dinero a Aerolíneas y Cammesa, la empresa que administra el mercado eléctrico mayorista.

Parte del dinero reasignado a la línea aérea estatizada proviene de partidas antes destinadas a los servicios de trenes y subtes.

Según un estudio de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP), los cambios implicaron una ampliación en los gastos corrientes y de capital del presupuesto de $ 507 millones y una reasignación de gastos de $ 1.406 millones.

El Ministerio de Planificación tuvo una ampliación neta de sus créditos de $ 1.899 millones. Gran parte de ese dinero fue quitado de la llamada Jurisdicción 91, una institución presupuestaria denominada Obligaciones a cargo del Tesoro, desde el cual se inyecta dinero a los fondos fiduciarios. Es decir que hubo un traspaso de dinero desde los fondos fiduciarios –en teoría más dinámicos pero poco transparentes–, extrapresupuestarios, al Presupuesto.

Aerolíneas Argentinas recibió 247,4 millones de pesos, que se suman a los $ 1.595,5 millones presupuestados anteriormente, de los cuales ya se había ejecutado el 76% a mitad de año. Por eso, quienes siguen de cerca la ejecución presupuestaria opinan que será necesario un nuevo refuerzo monetario más adelante para línea aérea.

Aerolíneas viene presentando déficits mes a mes. En julio último, el rojo fue de $ 218 millones, según información oficial. En agosto también habría llegado a los $ 200 millones, a pesar de que su director, Mariano Recalde, prometió encarar un ajuste en los gastos que lleve a la empresa al equilibrio.

También recibió inyecciones de dinero el Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte ($ 231 millones, de los cuales $ 122 millones están previstos para implementar el boleto electrónico).

Como contrapartida, el sector del transporte cedió partidas destinadas a los concesionarios de trenes y subtes ($ 135 millones) y a las empresas estatales Administradora Ferroviara ($ 337 millones) y Operador Ferroviaro ($ 155 millones).

A su vez, la Dirección Nacional de Vialidad recibió $ 600 millones y la Comisión Nacional de Comunicaciones, otros $ 61 millones.

La Decisión Administrativa 168 tuvo como principal objetivo reforzar los programas de vivienda y obras públicas, según los considerandos de la norma. Éstos tuvieron una inyección de dinero del orden de los $ 1.203 millones.

Comentá la nota