El estado provincial y el FGE se reunirá el miércoles para dirimir el conflicto por incrementos salariales reclamados

Los referentes del Frente de Gremios Estatales se auto-convocaron la tarde de ayer en el edificio de la legislatura en una etapa más del reclamo que llevan adelante en pos de amentos salariales. Allí fueron recibidos por el jefe de la bancada justicialista en nuestra provincia, Rubén Rivarola, quien estuvo acompañado por los diputados Miguel Morales y Vilma Rivarolr los diputados Miguel Morales y Vilma Rivarola.
El líder del bloque destacó el predominio del diálogo antes que la confrontación, afirmando que finalmente el Frente de Gremios aceptó que los 200 pesos otorgados a principio de año consisten una mejora salarial, considerándolo en función de los aumentos anunciados posteriormente por nación.

No obstante están reclamando que se incorporen al básico, de manera que repercuta en el resto de sus haberes, observando un incremento por ese lado.

La conclusión de este nuevo cónclave entre los representantes de los trabajadores y el estado provincial indica que el jefe del bloque de diputados justicialistas transmitiría las necesidades al Gobernador Walter Barrionuevo y al Ministro de Hacienda, Miguel Lembo, para encarar el día miércoles una nueva reunión donde se pueda presentar alguna oferta.

Precisamente con este cometido se había anunciado un trabajo conjunto de los misterios de economía, provincial y nacional, para analizar la viabilidad de otorgar nuevas erogaciones que puedan ser negociadas como aumentos. "Dios está en todos lados pero atiende en Buenos Aires", manifestó el funcionario, indicando que si se realiza una propuesta será en razón de fondos provenientes de nación, dada de la situación financiera agobiante de nuestra provincia.

"Entendemos que ahora nada alcanza (en referencia a los sueldos), pero también hay que entender que la provincia no tiene soluciones de dinero en sus arcas".

Asimismo aseguró que se abonará sin problemas el 7 % de incremento acordado en las últimas negociaciones.

El diputado remarcó que el diálogo fue ameno, en muy buenos términos, donde no hubo nunca la intención de plantear alguna medida de fuerza por parte de los gremios, y sostuvo que ese será el único camino bajo el que continuarán las negociaciones. "No sirve de nada hacer destrozos en las calles, tomar una legislatura, nos juntemos y charlemos y busquemos la forma".

"El día miércoles vendrá nuestro ministro de economía para empezar a trabajar en algún plan, y ver que se puede hacer con los dineros que tiene nuestra provincia, que hoy apenas llega a pagar los sueldos", señaló.

A esto agregó que "todos tendremos que aflojar un poquito y buscar de donde sale el dinero, dado que he charlado con los dirigentes y vengo charlando con mi gobernador, y buscaremos alguna solución, porque es algo que se merecen".

Asimismo recalcó que en esta reunión no se platearon medidas de fuerza, razón por la cual se continúa el diálogo en busca de soluciones, pero que cualquier reacción de este tipo alteraría las negociaciones. "El gobierno no va a actuar bajo presión" afirmó agregando que el de ayer "fue un diálogo precioso".

En cuanto a oferta que se haría sostuvo que "para conseguir a dinero hay que ir a Buenos Aires a golpear la puerta, tendrá que ir el ministro, el gobernador, tendremos que ir todos, pero la provincia no tiene los fondos".

"Tenemos un buen ministro de economía que tendrá que ir a golpear la puerta Buenos Aires" dijo el funcionario.

Comentá la nota