Estado y producción deben planificar políticas.

El gobernador de la provincia Arturo Colombi, inauguró este jueves la apertura oficial de la cosecha arrocera para esta temporada, junto al director de Adecoagro, Ezequiel Garberns y los productores más importantes del mundo. El mandatario habló de 'construir un verdadero sistema que nos incluya a todas las provincias y refunde el federalismo en la Argentina'.

Arturo Colombi llegó este jueves a las 10:30 al paraje Itá Caabó, ubicado a 30 kilómetros de Mercedes para abrir formalmente la cosecha arrocera de este año. En las instalaciones de la estancia perteneciente a la firma Adecoagro, el jefe de Estado provincial instó a los productores “a que el Estado y la producción trabajen juntos porque deben planificar políticas a largo plazo”.

En una carpa erigida a un costado del casco de estancia, Arturo dio un contundente discurso ante representantes de las firmas arroceras más importantes del mundo, acompañado por el director de Adecoagro, Ezequiel Garberns y funcionarios del gabinete provincial.

El gobernador agradeció la invitación y empezó sus palabras “con la relevancia que tiene en estos tiempos tan complejos que la producción y el Estado trabajen juntos”.

Destacó ante los productores que “en estos tiempos también es donde debemos definir qué clase de sistema queremos para nuestro país”.

Dijo en ese sentido que Corrientes “hoy siente como se quebrantan leyes en la distribución de recursos y como no se respeta el piso de coparticipación para las provincias”.

Arturo aclaró que “no es un tema político”, consideró que el reparto en los envíos de recursos que “por ley les corresponde a las provincias, hoy está quebrantado” y llevó la cuestión a un paralelismo con el conflicto del gobierno nacional y el sector del agro en el país.

“Las políticas no se trazan –dijo- considerando a los demás como amigos o enemigos, las políticas estatales se hacen debatiendo en el Congreso y abriendo espacios de participación a todos los sectores”.

Para sostener sus apreciaciones aseguró sobre el panorama actual que “la dependencia que se genera desde la Nación restringiendo recursos y quebrantando leyes, se frena todo tipo de programas y políticas que las provincias planifican”.

APOYO A LA PRODUCCIÓN

En su discurso Arturo resaltó la “tarea que cada uno de ustedes llevan adelante en la Argentina y en la provincia, a pesar de la dura situación y este inicio de cosecha demuestra que están dispuestos a continuar apostando a nuestra tierra”.

Analizó en ese sentido la alta tecnología aplicada al campo, en este caso al arroz y “la mano de obra de correntinos que evitan las migraciones a las grandes ciudades”.

Hacia los productores uruguayos, brasileños y argentinos expresó “el acompañamiento del gobierno provincial donde Corrientes es un referente regional ante las demás provincias y países limítrofes”.

UN LUGAR

Itá Caabó es un paraje ubicado a 30 kilómetros de la ciudad de Mercedes, sobre la Ruta Nacional 123, la estancia de siete mil hectáreas aproximadamente alberga la mayor plantación de arroz de la zona.

La producción es comercializada al exterior y mercados nacionales, la ubicación del establecimiento donde se llevó acabo el acto inaugural de zafra para este año, se encuentra a ocho kilómetros del acceso desde la ruta nacional.

La información etimológica sobre los productos hechos en el lugar indican que “Itaá Caabó 105 es la denominación comercial de la línea SC 295 proveniente del cruzamiento entre los cultivadores Epagri 107 y Epagri 109, realizado por Epagri en Santa Catarina (Brasil)”.

Ese grano es de selección y realizado luego por Itá Caabó desde 2003 en Mercedes, las características de las plantas de arroz irrigado del cultivar Itaá Cabbó 105 “presentan por porte inferior a 100 centímetros, hojas erectas y particular bien protegidas por la hoja de bandera”.

La descripción se completa sobre “los ensayos realizados en 2003 donde se destacó –el grano- por su alta calidad y su rendimiento industrial y culinario, a parte de su elevado potencial productivo”, puntualiza.

Comentá la nota