El Estado pagaría de u$s 100 a 150 millones por Aerolíneas.

El Estado pagaría de u$s 100 a 150 millones por Aerolíneas.
Con una triangulación, Marsans recibiría su pago por Aerolíneas. Desde España dicen que este miércoles 18 se firmará el acuerdo. Hoy la oposición le pedirá explicaciones a Jaime.
El acuerdo que están negociando el Gobierno argentino y Marsans hará que este grupo cobre indemnización por Aerolíneas, aunque se presente como un trato con la fabricante de aviones Airbus. Ayer, desde el grupo español afirmaron que el próximo miércoles 18 se firmará el acuerdo en la Argentina, “si todo se cumple tal y como está previsto”. Los términos ya son conocidos: el Estado Nacional incorporará 40 de los 61 aviones que había pedido Marsans a Airbus, mientras que los ex dueños de Aerolíneas bajarán su demanda ante el Ciadi.

Este mecanismo soslaya una indemnización triangulada para Marsans. La Argentina le pagará a Airbus, que liberará el aval ya abonado por Marsans, y los españoles podrán hacerse así con una cifra que irá desde u$s 100 millones (lo que ofrece el Gobierno) a u$s 192 (la hipótesis de máxima para la empresa de Gerardo Díaz Ferrán y Gonzalo Pascual). Como mínimo, ellos piden que la Argentina les pague lo mismo que ellos abonaron a Antonio Mata para que deje de ser su socio en Aerolíneas: u$s 124 a 150 millones según la versión escuchada.

Para ofrecer otra visión, ayer fuentes de Gobierno señalaron que se está negociando “directamente” con Airbus la provisión de 30 aeronaves (no 40). “Tenemos una propuesta con muy buenos precios. Estamos negociando directamente con Airbus, lo que haga Marsans es problema de ellos”, apuntó un portavoz oficial. También apuntó: “estamos esperando que el gobierno español acerque una propuesta de financiación a través de un banco, tal como se comprometió durante la visita de la Presidenta a Madrid. Si no prospera, el banco lo conseguiremos nosotros”.

Pero el acuerdo con Marsans se está trabajando, e incluiría la posibilidad de que este grupo siga trabajando con Aerolíneas como operador turístico, una actividad que es su core bussiness. Mediante un “régimen de código compartido”, los viajeros que contraten destinos de Argentina y América Latina a través de Air Comet (firma del Grupo Marsans) seguirían viajando por Aerolíneas.

Según distintas fuentes oficiales y privadas, el pago triangulado a Marsans, la baja de la demanda ante el Ciadi, y el régimen de código compartido conforman un “paquete” que “devuelve gentilezas luego que a Cristina (Fernández de Kirchner) le garantizaran una visita tranquila a España”.

Para legisladores de la oposición, en tanto, se trata de un montaje para disimular el pago de indemnización a Marsans, que dejó a Aerolíneas y Austral con una deuda superior a los $ 2.500 millones. Por eso, hoy habrá representantes de la UCR, Coalición Cívica y el Partido Socialista en la Secretaría de Transporte, buscando tomar vista del expediente de las negociaciones entre el Poder Ejecutivo y Marsans. Un hecho apenas político, porque tal expediente quizás ni siquiera exista.

Comentá la nota