El Estado gastará $ 19,4 millones por día durante 2010

La iniciativa reafirma la dependencia financiera de Tucumán respecto de los aportes y de los ingresos que girará el Gobierno nacional. El Ejecutivo elaboró el plan de gastos y de recursos dentro de los límites de la Ley de Responsabilidad Fiscal, pero incluyó una cláusula de adhesión a la suspensión.
No hay margen para los imprevistos y se acentúa la dependencia financiera respecto del Gobierno nacional. Esos dos conceptos caben para definir lo que la gestión del gobernador José Alperovich proyectó en el Presupuesto 2010, cuya iniciativa fue elevada el viernes a la Legislatura para su tratamiento en el recinto.

El Poder Ejecutivo pautó un presupuesto de resultado cero, es decir, con equilibrio entre los gastos y los recursos que se prevén que ingresarán al erario. El superávit primario, sin contar el pago de la deuda, será de sólo $ 140.000.

En detalle, el esquema de las cifras principales del proyecto de presupuesto es el siguiente:

• Se estimaron gastos totales por unos $ 7.085,1 millones (un 14,7% más de lo previsto para este año).

• Esas erogaciones serán cubiertas con ingresos que alcanzará los $ 7.085,3 millones, que tendrán un incremento del 14,7% respecto del ejercicio vigente.

En el Ejecutivo se planteó que la iniciativa fue elaborada dentro de los parámetros fijados por el Régimen de Responsabilidad Fiscal. No obstante, el proyecto contempla una cláusula de adhesión a lo dispuesto por el Congreso nacional acerca de la suspensión, por dos años, de los límites para el gasto y para el endeudamiento público. Frente a las restricciones presupuestarias, la gestión Alperovich deja abierta la posibilidad de gestionar créditos, aunque el propio mandatario descartó, días pasados, esa posibilidad. En ese contexto, el Gobierno prevé gastar $ 19,4 millones por día o unos $ 590,4 millones por mes durante el año que viene.

Por el lado de los ingresos, el Presupuesto 2010 confirma una tendencia que se acentuó en los últimos años: la elevada dependencia de la Provincia a los fondos que pueda girar la Nación. En efecto, casi el 78% de los ingresos corresponden a transferencias y aportes del Estado nacional. "Corresponde hacer notar que el único incremento general de recursos se da por el aporte nacional del Fondo Federal Solidario (retenciones a la soja) del orden de los $ 300 millones", se explicó a LA GACETA desde la Casa de Gobierno.

Para obras públicas, en tanto, el Gobierno provincia prevé una inversión estimada en $ 1.422,9 millones. Cerca de $ 1.000 millones deberán ser girados por la administración de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Gran parte de esa millonaria suma, de acuerdo con las opiniones de los funcionarios, será volcada a la ejecución de planes de viviendas y mejoras habitacionales.

Un 46,8% se usará en salarios

Los cargos previstos dentro del plantel permanente de la administración pública provincial pueden superar los 54.000 casos en 2010. El Poder Ejecutivo incorporó en el proyecto de Presupuesto las designaciones de personal, especialmente de las fuerzas de seguridad.

Para este año se habían previsto 53.806 cargos permanentes.

Del total de gastos previstos para el año que viene, el 46,8% será utilizado para abonar los salarios del personal estatal. El Poder Ejecutivo estimó en $ 3.318,8 millones el total de erogaciones en Personal, un 15,5% superior a lo proyectado para este año.

Según se expresó oficialmente, "se mantuvo constante la planta de personal ocupada y, en las variaciones, se tuvo en cuenta el crecimiento vegetativo del personal administrativo".

Rentas aporta $ 1.340 millones

Unos $ 112 millones por mes deberá recaudar la Dirección General de Rentas para cumplir con la pauta establecida en el proyecto de Presupuesto 2010. El cobro de tributos provinciales fue calculado en $ 1.340 millones, un 22% del total de recursos corrientes.

Además de las perspectivas de mejora de la actividad económica en Tucumán, el Gobierno ha tomado en cuenta que el reajuste en las valuaciones fiscales de las propiedades puede redundar en mejores ingresos. Además, Rentas está dispuesta a profundizar sus planes de fiscalizaciones para cobrar, por la vía judicial, deudas de contribuyentes que no ingresaron a la moratoria. Desde el Ejecutivo se dijo que no se prevén otros retoques al esquema impositivo provincial.

La deuda pública condiciona

Aunque la deuda pública (estimada en $ 4.500 millones), representa el 63,5% del Presupuesto, los vencimientos de capital y de intereses de 2010 siguen siendo un condicionante de la evolución fiscal de la Provincia. En este punto, el Ejecutivo apela a que el Gobierno nacional le otorgue un préstamo cercano a los $ 500 millones para cubrir los compromisos que vencerán el año que viene. Ese préstamo se otorgará en el marco del Plan de Asistencia Financiera.

En el Presupuesto 2010 se ha contemplado una amortización de la deuda de $ 543 millones, por encima de los $ 451,3 millones que se abonarán este año. Además, los intereses del endeudamiento fueron calculados en $ 150 millones, $ 20 millones más que este año.

Comentá la nota