El Estado fijó un precio de $ 0,25 para el durazno y hubo acuerdo

Se hará efectivo con un crédito del Fondo para la Transformación que tomarán los industriales a tasa cero para procesar lo que queda sin cosechar. El arreglo destrabó el conflicto. Si la pulpa se exporta a mas de U$S 700 la tonelada habrá compensaciones.
Tras una reunión de productores, industriales, entidades empresariales y ruralistas con representantes del gobierno provincial y municipal que tuvo lugar ayer en el Centro de Congresos y Exposiciones de San Rafael, llegó el anuncio de un acuerdo que fija el precio de durazno con destino a pulpa en $ 0,25 más IVA, lo que descomprimió el malestar que existía especialmente entre los productores que veían como iban a perder la fruta prácticamente sin cosecharla.

Junto con este precio sostén, también se anunciaron créditos a tasa cero para comprar tela antigranizo y la promesa de entregar subsidios por $ 130.000 a los productores más pequeños de General Alvear damnificados por el granizo (Ver también pág. 5).

Aunque al lugar asistió el gobernador Celso Jaque, fue el ministro de la Producción Guillermo Migliozzi el encargado de comunicar los detalles de lo acordado.

El funcionario explicó que se trata de un precio piso para el durazno con destino a pulpa “porque a partir de un cierto precio internacional de la tonelada de pulpa se gatilla la posibilidad de obtener un adicional que se comparte en partes iguales entre productores primarios e industriales”.

Migliozzi comentó además que se le brindaron a los productores todas las herramientas y una propuesta para evaluar que “les garantiza un precio piso de $ 0,25 más IVA ($ 0,276) y al industrial $ 0,20 por kilo de esta fruta que le permiten financiarse para los demás insumos que involucra el proceso de la producción. En este caso la transformación del durazno en pulpa”.

Y resaltó que el “beneficio es muy importante porque permite elevar ese piso y esos $ 0,25 más IVA si se superan los U$S 700 ($ 2.450) por tonelada de pulpa vendida en el exterior”. Según manifestó el ministro, hasta ahora hay dos industrias dispuestas a “acompañar al gobierno en el sostenimiento de precios”.

Por su parte, el subsecretario de Financiamiento del Ministerio de Hacienda, Raúl Mercau, aclaró que las medidas consisten en el compromiso de la industria de tomar un préstamo a tasa cero del Fondo para la Transformación y el Crecimiento (FTyC) por el equivalente a U$S 480 ($ 1.680) la tonelada con un plazo de 15 meses para devolverlo.

A su vez, la industria se compromete a recibir durazno amarillo para ser procesado hasta por un monto total máximo de entre 12.000 y 15.000 toneladas (tn) para elaborar pulpa.

Teniendo en cuenta que para una tn de pulpa son necesarias 3,5 tn de fruta, de esos $ 1.680 por tn de pulpa, $ 250 más IVA ($ 280) se va a destinar directamente (el industrial no lo tocará) al pago de los productores a través de las organizaciones en las que están agrupados.

El resto irá a la industria procesadora para hacer frente a los costos de elaboración de la pulpa (ver a parte). Una vez que tenga la pulpa, la industria podrá venderlo y con este dinero devolverle el préstamos al FTyC.

Pero hay más. Si el precio final de venta es superior a los U$S 700 ($ 2.450) la tn, el excedente será repartido en partes iguales con los productores primarios.

Mercau destacó que la industria se hace cargo de los costos de transporte y del flete y que las organizaciones de productores en forma conjunta con los municipios están organizando los lugares donde se pueda realizar el acopio.

“Así se puede recoger la fruta y elaborar, compartiendo los beneficios si los precios finales de la pulpa superan los U$S 700, lo que va a permitir que éstos $ 0,25 más IVA por kilo de durazno sea solamente un piso y pueda haber una mejor retribución”, explicó Mercau.

Desde la Sociedad Rural de San Rafael, su presidente Marcelo Serrano, afirmó que junto con la Asociación de Productores de Durazno venía planteando la necesidad de que el Gobierno sea un pilar fundamental en la producción de la provincia.

“No queremos ser socios de la industria pero sí tener las ganancias que le corresponde a cada uno más o menos aseguradas. El hecho de participar de esta compra que va a hacer la industria para pulpa será la primera vez en la historia que los productores primarios participarán de la ganancia por una exportación”, señaló Serrano, antes de agregar que “pedíamos desde un principio un fideicomiso o que el Gobierno saliera a comprar porque sino se nos quedaba la fruta en la planta y eso es lo que queremos impedir”.

Por otra parte, el vicepresidente de la Asociación de Productores de Durazno para Industria de Mendoza, Cristian Delpozzi, manifestó su satisfacción por lograr el acuerdo entre todas las partes para no perder la fruta y transformarla en un producto no perecedero.

Más créditos

Desde el FTyC se puso a disposición de los agricultores con menos de 10 hectáreas otra línea de crédito para la colocación de malla antigranizo a tasa cero y para ser devuelto en 5 años. El subdirector de Desarrollo del FTyC, Pablo Olaiz, comentó que la empresa Agrinet SA ofreció 2.000.000 de metros cuadrados de malla a productores afectados por las inclemencias climáticas a $ 0,71 el metro cuadrado.

Funcionarios de gobierno han pedido a las otras empresas fabricantes de malla antigranizo colaborar con los productores con este precio, que se encuentra alrededor de $ 1. Olaiz expresó que en febrero podría estar en marcha este sistema.

Por fin subsidios

Durante la jornada de trabajo del gabinete provincial en San Rafael, el ministro de la Producción y el intendente de General Alvear, Juan Carlos De Paolo firmaron la entrega de un subsidio de $ 130.000 para ayudar a los pequeños productores afectados por las diferentes tormentas en ese departamento. Así, ese monto se destinará a la compra de sulfato para intentar que no se pierda la totalidad de los cultivos dañados.

Comentá la nota