El estado debe estar presente y aun más en tiempos de crisis, facilitando garantías para el desarro.

Las reglas del mercado son rápidas y cambiantes, y la provincia debe empezar a trabajar fuertemente en el sector industrial pero con objetivos claros, observó el ex funcionario. Flexibilización del régimen, complementariedad industrial y garantías jurídicas son algunas de las medidas que se tendrían que tomar. Advirtió sobre los perjuicios que se puede generar si se persiste en incrementar los impuestos o alícuotas a sectores que ya están siendo perjudicados por la baja en sus actividades.
USHUAIA- En el escenario de crisis que ya se transita en la provincia, TIEMPO Fueguino buscó opiniones de profesionales vinculados a la problemática, concretamente, en esta oportunidad, dialogó con Ramiro Caballero, hombre proveniente del sector industrial y también de la actividad publica.

Al ser consultado sobre el rol que debe tener el Estado en estos procesos de incertidumbre económica, indicó que la administración central, tiene que adquirir un espacio preponderante en momentos de crisis.

Recordó que ya el año pasado se observaba que la industria en Tierra del Fuego se vería afectada, y en ese sentido algunas cámaras que nuclean la actividad, realizaron reclamos a nivel nacional, "por el ingreso masivo de productos electrónicos a la Argentina y este gobierno tomo medidas que no fueron suficientes, según las charlas que mantengo con representantes del sector".

En este sentido, agregó que la actual gestión debería presentar fuertes posicionamientos ante las autoridades nacionales sobre el sub régimen, "el gobierno nacional debe entender que se debe cambiar algún tipo de pauta que lo norma, una de ellas es la complementación industrial"

Sobre ella, detalló que con este tipo de iniciativa se busca que las industrias que ingresan en la caída de venta o producción, puedan complementarse con aquellas que sí estén necesitando mayor personal o incremento en las maquinarias para la fabricación de determinado producto.

Otras de la situación que marcó como importante, es que se plantee que tipo de productos se quiere fabricar en la provincia para insertarlo al mercado nacional o internacional. De nada sirve, según indicó, que todas las industrias fabriquen lo mismo, "si se acota el régimen, debe haber una apertura del mismo con una posterior flexibilización de los procesos y eso sí la provincia está en condiciones de discutir y llevar adelante", afirmó.

En este momento se debe mantener la inversión y sostener el empleo, "no está mal que el empresario pueda ganar dinero, de esa manera hay que buscar que se garantice esa inversión y pueda mantener los empleos en el tiempo", marcó.

El desarrollo tecnológico debe estar acompañado por medidas rápidas, que contemplen la inversión industrial y garantice el empleo, pero fundamentalmente que se revisen constantemente, porque las reglas del mercado son dinámicas. "Esto es algo constante, rápidamente debe haber una mano ejecutora, porque sino estamos siempre por detrás de la problemática, y por otro lado se ve la ausencia del estado, dentro de ámbito de los trabajadores, de los industriales, dentro de la sociedad. El estado debe saber que quiere hacer".

Comentá la nota