El Estado aumenta tarifas y los usuarios exigen mejoras

Los anunciados aumentos en las tarifas del agua y la luz no sólo arrancaron los esperables rezongos entre los usuarios santafesinos, sino también una catarata de reclamos entre las organizaciones sociales que defienden sus derechos. Básicamente, para que las subas se debatan en las largamente reclamadas audiencias públicas y, en caso de aprobarse, para que se traduzcan, de una vez por todas, en una mayor calidad de servicios.
Aunque nadie suba a un podio para aplaudir las subas —6 por ciento en la electricidad y 19 en el agua, a partir de marzo—, todos admiten que las tarifas estaban atrasadas y se requiere refinanciar a las empresas estatales para expandir los servicios. El problema, por reiterado, es que luego la recomposición no se traduzca efectivamente en ninguna mejora.

Al ser consultados por LaCapital, referentes de organizaciones sociales y empresarias, así como miembros del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress), se pronunciaron por un mismo reclamo: que los aumentos se reflejen en mejores servicios.

También sonaron fuerte otras dos exigencias: la segmentación de las tarifas para que quienes tienen mayor poder adquisitivo subsidien a los que menos tienen (y no al revés, como afirman ocurre hoy con la tarifa plana) y la institucionalización de audiencias públicas para debatir todo lo que hace a las prestaciones.

En lo que refiere al agua, el integrante del Enress Juan José Giani adelantó que el 25 de enero habrá una primera reunión del ente (convocada antes del anuncio de aumento) con cooperativas y organizaciones que defienden a los usuarios. La intención, dijo, es que de una vez por todas se entable una vinculación fluida con la ciudadanía.

Comentá la nota