Estado de alerta turístico: nueva figura para histórica queja

Se propuso en la Legislatura neuquina, para insistir con los trabajos, actualmente paralizados, en la Ruta de los Siete Lagos. Es una obra añeja: ya se la compara con la gran muralla china, por los años que demanda su pavimentación. El Estado nacional tiene con este emprendimiento una deuda que no termina de pagar.
En la Legislatura neuquina pretenden que no se logre disimular una vez más –por esquivas razones políticas- un nuevo incumplimiento del Estado nacional con obras de pavimento en rutas de la región; y por esta causa, histórica si las hay, se ha presentado un proyecto de ley para declarar el "estado de alerta turístico" ante la renovada paralización de los trabajos en la Ruta de los Siete Lagos.

La iniciativa fue presentada por el diputado Horacio Rachid, del bloque Opción Federal, a través de un proyecto en el que manifiesta la necesidad de "reiniciar las obras en dicha ruta, considerada una vía primordial para el desarrollo turístico de Villa La Angostura, San Martín de los Andes y Villa Traful".

Además, insta a la Dirección Nacional de Vialidad a cancelar en forma inmediata la deuda que mantiene con la UTE Codi-Conevial para permitir la reincorporación de personal y la reanudación de las tareas.

Le sobra fundamentos al proyecto: la obra de pavimento de la ruta en cuestión ha demorado más que la construcción de la muralla china. Por eso se señala que "su reconstrucción es un viejo sueño postergado no sólo para los habitantes de esas localidades sino también para todos los turistas, comerciantes y viajeros en general que circulan por las rutas de la provincia".

Menciona además que se trata de una promesa incumplida del gobierno nacional dado que las obras están incluidas en el presupuesto nacional y forman parte del Plan del Bicentenario.

No obstante, se indica, a la fecha de presentación del proyecto (2 de octubre de 2009) "existe una deuda con la UTE que asciende a 30 millones pesos, lo que motivó la paralización de las obras".

Comentá la nota