"Las estadísticas demuestran que el cambio de mano en Pereyra fue positivo"

La avenida Pereyra, en el tramo comprendido entre Mariano Acosta y Bozán, se transformó hace alrededor de dos meses en mano única.
Se trata de la primera arteria en someterse a ese cambio, a partir de la nueva ordenanza de tránsito, en vigencia desde enero de 2009 en la ciudad de Saladillo.

Algunos vecinos manifestaron últimamente que la "poca iluminación" en Pereyra entre Rivadavia y Bozán dificulta la visualización de la cartelería nueva.

Consultado al respecto, el Secretario de Gobierno señaló: "No creo que tenga poca iluminación, pero habrá que ver. De todos modos, debo decir que el resultado del cambio de mano en avenida Pereyra ha sido positivo. En dos meses, solamente tuvimos un accidente por una persona que entró a su domicilio (con el auto) sin poner la luz de giro. Antes había muchos accidentes y ahora no. Las estadísticas demuestran que el cambio de mano ha sido positivo".

Con relación a la senda peatonal sobreelevada recientemente construida en la intersección de Pereyra y Posadas, el funcionario aseguró que está correctamente señalizada. "Hay carteles que advierten su presencia a 80 metros, a 20 metros e incluso hay otra señal en el lugar."

En tanto, informó que uno de los semáforos de Rivadavia y Pereyra, al modificarse la mano, quedó fuera de uso y será retirado. La idea es recuperar semáforos que queden en desuso en algunas esquinas, para trasladarlos a otras donde hagan falta.

Por otro lado, Wuiovich ordenó que cuelguen debajo de los semáforos de avenida Pereyra los carteles que indican que está prohibido girar a la izquierda.

"He dado las indicaciones a Ramón Silvestre para que lo haga y todavía no lo ha hecho. Va a tener que acelerar ese trabajo. En cuanto al resto, está bien señalizado y habrá que repintar. El Intendente ha señalado que próximamente incorporaremos la máquina que permite que la señalización (en el pavimento) sea mejor, más visible y dure más tiempo", explicó.

Si bien reconoció que "falta más señalización" en el trayecto mencionado, Wuiovich insistió en los buenos resultados que arrojó la mano única en Pereyra.

"Me parece bien que se hagan controles y se infraccione a los que circulan de manera indebida. Hay que darle un poco de crédito a las cosas que se hacen y no criticar tanto algunas cuestiones", sostuvo.

"No tengo problemas en ir

al Concejo a dar explicaciones"

En la última sesión ordinaria, el Concejo Deliberante (HCD) de Saladillo aprobó un proyecto impulsado por el bloque del Frente para la Victoria (FpV) y en pocos días más el secretario de Gobierno, Vladimir Wuiovich, deberá presentarse en el recinto para responder in voce una serie de inquietudes referidas a la nueva ordenanza de tránsito.

Según los ediles de la oposición, la normativa que rige desde enero de 2009 tiene "varios puntos incumplidos". Por lo tanto, pidieron convocar al funcionario para que explique los motivos.

"No tengo problemas en ir. Cuando me llegue la comunicación de manera formal, iré. Lo que ocurre es que a veces las cosas se mediatizan demasiado y después no llegan. Se está hablando de que me van a convocar al Concejo hace un mes y, en realidad, la convocatoria oficial la hicieron recién el martes en la sesión del Concejo. No tengo problemas en dar las explicaciones que tenga que dar por éste y por cualquier otro tema inherente a mi área", afirmó.

Wuiovich dijo que siempre reconoció públicamente que la implementación de la ordenanza se demoró. "En su momento, el error fue no haber puesto un plazo mayor (para la instrumentación de la norma). De todos modos, las obras se van a hacer. Haber modificado la mano de la calle Pereyra y ver su funcionamiento, ha sido positivo", expresó Wuiovich.

El lunes pasado se realizó una reunión de gabinete y el contador Sergio Olarticoechea, a cargo de la Secretaría de Hacienda, le transmitió a Wuiovich que presente todo lo necesario para hacer las obras de infraestructura que restan. "Le tomé la palabra y actuaré en función de lo que me dijo", puntualizó.

Reclaman reductores

de velocidad

A raíz de reclamos planteados por vecinos que habitan en inmediaciones de las colectoras de ruta nacional 205, el Municipio de Saladillo, según informó ayer el secretario de Gobierno, Vladimir Wuiovich, solicitará a la empresa Rutas al Sur, concesionario vial, que coloque reductores de velocidad.

El funcionario indicó que desde la gestión municipal "se viene reclamando desde hace tiempo" a Rutas al Sur para que haga obras y mantenimiento en el lugar.

En los próximos días, el Municipio elevará una "nueva solicitud" a la empresa para que ejecute las obras necesarias, principalmente a la "salida de cada una de las rotondas".

"En las colectoras suelen generarse problemas y eso se resuelve con algún delimitador de velocidad. Haremos el pedido correspondiente y si la respuesta no es positiva, buscaremos alguna otra alternativa para que haya una solución", dijo Wuiovich.

Comentá la nota