En las Estaciones de Servicio crece la tercerización de las tiendas de conveniencia

En las Estaciones de Servicio crece la tercerización de las tiendas de conveniencia

Los costos que deben afrontar los empresarios son cada vez más difíciles de asumir. Algunos se deciden por la concesión mientras que otros eligen el cierre nocturno. La inseguridad y las tarifas eléctricas suman para volcarse por esta última opción.

Los cambios económicos de los últimos años provocaron que los estacioneros analicen diferentes estrategias para mantener la subsistencia de sus negocios. Muchos se definieron por estimular la venta de ciertos combustibles, otros por aprovechar el envión del GNC y otros por tercerizar áreas que no consideraban lo suficientemente rentables.

Ejemplo de ello es el rumbo definido por el Grupo Petrogras, empresa que posee varias estaciones en el centro del país. “Decidimos concesionar todas nuestras tiendas de conveniencia, inclusive las que eran más convenientes”, expresó a surtidores.com.ar, el Gerente, Mauro Lapacó.

Agregó que “alquilamos todos los shop que teníamos, con la prudencia de que puedan ser adquiridos por personal idóneo y responsable y la mayoría se derivaron a familias con facilidades que le permitan hacer su negocio sustentable”, al tiempo que optaron por mantener cerrado en el horario de 1 a 6 de la mañana.

Lapacó sostuvo que hoy en día las concesiones están atravesando un momento difícil. Si bien todavía cubren los costos, señaló que resulta evidente una merma en la clientela a raíz del cambio de actitud de los automovilistas, que salvo en las estaciones de GNC donde hay muchos taxistas y remiseros, están mucho más apurados y no suelen tomarse un tiempo de descanso.

Llamativamente notó que las personas en los minimercados se están comportando de manera inversa a lo que sucede en la playa, donde aumenta la venta de combustibles. “Es un fenómeno que anteriormente no se daba, ahora hay oferta de viandas económicas de mediodía y promociones semanales, más allá que cargan nafta o no”, recalcó.

OTRAS VISIONES DEL TEMA

Consultados por surtidores.com.ar, empresarios del sector coincidieron en que la Estación de Servicio, al tener un mínimo de cuatro empleados para cubrir el día completo, carga con un costo de mantenimiento excesivamente alto que le impide competir con negocios similares pero que mantienen a su personal de manera irregular.

Precisaron además que por esta situación, la inseguridad  y la necesidad imperiosa de reducir los costos energéticos, muchos se decidieron el cierre nocturno.

Coment� la nota