Estaciones de servicio, sin acuerdo

El último aumento de precios en las naftas pasó inadvertido para la rentabilidad de los dueños de las estaciones de servicio.
Por eso, el sector sigue negociando con las petroleras y el Gobierno una ecuación que le permita mejorar sus márgenes de ganancia. Aún con matices, las cámaras empresariales no descartan la realización de un nuevo paro si es que no llegan a una solución satisfactoria. Desde la Confederación de Empresarios de Combustibles de todo el país (CECHA), que está manteniendo reuniones con cada una de las petroleras, Raúl Castellano señaló: "Estamos bien encaminados, por lo menos, manejamos números concretos", dijo el directivo, al referirse a la última oferta de YPF. La petrolera propuso aplicar un incremento progresivo en el margen de rentabilidad de los expendedores (que hoy es del 8,3% promedio sobre el precio por litro) según el volumen de ventas de las estaciones. Contempla un auxilio para las que venden menos pero ninguno para las que venden más de 500.000 litros mensuales. Por eso FECRA, la entidad que nuclea a los surtidores de la Capital Federal, descartó de plano esta propuesta. "El aumento es necesario para todos", opinó Rosario Sica, su titular. Según ella, "la solución tiene que venir del ministro (Julio) De Vido que se comprometió a ello. De no ser así, sólo queda ir al paro", disparó.

Comentá la nota