Estaciones denunciaron un recorte de abastecimiento

El titular del gremio, Manuel García, dijo que perjudica a unas 900 estaciones y que peligran 10 mil puestos. "Las que son propiedad de las petroleras no tienen ningún recorte. Esto es competencia desleal", acusó. Amenazan con un paro.
El titular de la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes (AESI), Manuel García, denunció este domingo un recorte en el cupo de abastecimiento de nafta y gasoil a unas 900 "estaciones blancas" de Capital Federal y Gran Buenos Aires, por parte de Destilería Argentina de Petróleo (DAPSA).

El dirigente indicó que entre el jueves y viernes de la semana pasada "hemos recibido una importante cantidad de denuncias de expendedores de servicios de un recorte de cupo de 30% en el caso de gasoil y de 25% en el de nafta, por parte de DAPSA, que se abastece de combustible de Repsol-YPF".

En declaraciones a DyN, García puntualizó que ese recorte alcanza a un universo de "900 estaciones blancas", y pone en peligro unos 10 mil puestos de trabajo. El dirigente dijo que "no sabemos a qué responde" esta medida y calificó de "delicada" la situación actual de los expendedores de combustibles independientes.

"Las estaciones de servicio que son propiedad de las petroleras no tienen ningún recorte. Esto es una maniobra de competencia desleal", acusó.

García explicó que la denuncia ya fue trasmitida al subsecretario de Coordinación del Ministerio de Planificación, Roberto Baratta, y advirtió que en caso de no recibir una respuesta que solucione el problema a principios de esta semana, podría decidirse una medida de fuerza.

El dirigente comentó que Baratta se comprometió a intervenir y averiguar "ante las autoridades de YPF, a qué obedece este recorte espectacular de combustible".

"Es una situación crítica, al tema de la rentabilidad, ahora se suma este recorte de abastecimiento que no sabemos a qué responde, y lleva al borde de cierre de 900 estaciones, lo que implica que se van a perder unos 10 mil puestos de trabajo", alertó.

García amenazó que "si no hay respuesta en esta semana, vamos a convocar urgente a un encuentro de la Mesa Multisectorial del sector para tomar algún tipo de medidas, que puede llegar a ser un cese de actividades como el que hubo en diciembre del año pasado". "Esta situación es inviable. Las estaciones de servicio están condenadas al cierre. Esperamos una respuesta entre mañana o el martes a más tardar", instó.

En los últimos meses las entidades que nuclean a los propietarios de estaciones de servicio, y los gremios del sector vienen reclamando medidas para mejorar la rentabilidad, y amenazando con un paro de actividades si no encuentran respuesta al reclamo.

Comentá la nota