Estacioneros resignan 30 mil dólares al año en aranceles de Tarjetas de Crédito

Estacioneros resignan 30 mil dólares al año en aranceles de Tarjetas de Crédito

La exigencia del pago con Tarjeta de Crédito o Débito en las Estaciones de Servicio entre las 22.00 y las 06.00, o cuando el monto sobrepasa los 800 pesos en el resto del día, que fuera adoptada en forma de Decreto por el Poder Ejecutivo a fin de minimizar las rapiñas a estos establecimientos, ha significado que los estacioneros deban resignar casi un 13 por ciento de su margen por litro de combustible vendido por el arancel que deben afrontar.

César Perrone, directivo de UNVENU aseguró a Surtidores que luego de pagar los salarios de los trabajadores, le sigue el monto que debe resignarse por el arancel de las tarjetas.

TARJETAS DE DÉBITO: A CONTRAPELO DEL RESTO DEL MUNDO

Perrone también se mostró sorprendido por el alto costo del arancel de las tarjetas de débito. “El arancel de la tarjeta de crédito podría decirse que en términos generales es bastante parejo al resto del mundo, pero para el caso de la de débito en Uruguay se cobra un porcentaje de la venta, algo que en otros países como Chile o en Europa, se resuelve con un porcentaje fijo en forma independiente de la carga”, afirmó.

En este caso, a diferencia que las tarjetas de crédito que aún podría hasta financiar una compra de combustible, el cliente tiene el dinero en su cuenta. “Lo único que hace el banco es hacer de puente en la transacción, a lo que se le debe sumar el IVA asociado (el arancel es de 1.38 incluido IVA) con el agravante que el IVA no se descuenta,  pasando a ser un costo significativo en la Estación de Servicio” dijo el directivo de UNVENU a Surtidores.

Por su parte Daniel Añón, presidente de dicha gremial que nuclea a los estacioneros uruguayos, dijo al portal que para el caso de las estaciones que tienen más del 80 por ciento de su venta con tarjeta (como la suya) se verifica mayor ganancia para las entidades bancarias que para el propio estacionero.

CASI UN 40 POR CIENTO DE PAGO CON TARJETAS

Si bien oficialmente no existe un porcentaje “oficial” en materia de utilización del plástico para cargar combustible, ha trascendido que la relación es 37 por ciento tarjetas, 63 efectivo.

En muchas estaciones del interior del país, sobre todo en aquellas ubicadas en pueblos, pequeñas ciudades, etc. el uso del efectivo aún se mantiene vigente, verificándose un porcentaje de entre el 25 y el 30 por ciento con el plástico, mientras que por ejemplo en las ciudades más importantes, Montevideo y las estaciones ubicadas sobre las rutas nacionales, el porcentaje de utilización del plástico puede alcanzar entre un 45 y un 50 por ciento sobre el efectivo.

Haciendo un promedio de todo el país, la venta con plástico ronda aproximadamente el 37 por ciento del total de la venta de combustible en los 19 departamentos.

De acuerdo con estimaciones de Surtidores, cada estación de servicio resigna al año por concepto de arancel unos 30 mil dólares.

Para finalizar, el directivo de UNVENU fue enfático al asegurar “hasta el momento no hemos escuchado a ningún candidato hablar del dinero que se llevan los bancos en costos de los combustibles”.

Coment� la nota