Los estacioneros acudieron a la Justicia ante exigencias de YPF

La Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines del Chaco (Cecach) anunció que los estacioneros agrupados en la entidad hicieron una presentación en la Justicia porque la empresa YPF, "en forma ilegítima y arbitraria, intimó a todas las estaciones de servicios consignatarias --e incluso a varias de ellas les cortó el suministro de combustible-- para evitar cumplir el convenio colectivo que se encuentra homologado en el Ministerio de Trabajo".
Lo informó el presidente de la entidad, quien recordó que, con el sindicato que agrupa a sus trabajadores, "firmamos en junio el otorgamiento de una asignación de 400 pesos por empleado. Se determinó que esa suma se iba a pagar mediante el cobro de un precio adicional en los combustibles de 10 centavos por litro, independientemente del tipo de comercialización de cada estación de servicio". Resaltó que ese cobro "no es opcional para la estación de servicio y está destinado específicamente al pago de esta asignación. Además, el convenio remarca la condición de sostener los puestos de trabajo en cada estación de servicio. No se puede despedir gente", dijo el empresario.

Díaz explicó que se llegó a esta situación "porque cuando el sindicato nos hizo un pedido de ajuste salarial, nosotros ya sabíamos que más del cincuenta por ciento de las estaciones de servicios no estaba en condiciones de afrontarlo".

El presidente de la Cecach sostuvo que si no se aplicara el pago adicional del combustible bajo esta modalidad, "el cobro de esta asignación habría quedado en los papeles; y el sindicato es consciente de todo esto". Sostuvo que el convenio que se logró con los trabajadores, en el Chaco, se firmó en el Ministerio de Trabajo de la Nación; y, después de un dictamen técnico jurídico, la Dirección de Trabajo de la provincia lo homologó.

No ocultó su preocupación ante la actitud asumida por YPF, "que no es firmante del convenio y que es ajena a él, y que intervenga --de manera ilegítima y por la fuerza-- presionando a quienes no cumplan con lo que quiere. Si YPF entiende que el convenio tiene alguna cláusula ilegal o la perjudica, lo que tiene que hacer es recurrir la resolución por la vía legal; o cuestionarla jurídicamente. Pero no puede obligarnos a que no cumplamos una norma que es obligatoria aplicándonos sanciones", dijo Díaz.

Insistió en que "es un atropello de parte de esta empresa, porque no sólo no cumple con sus estacioneros, sino que actúa de manera ilegal. El día de mañana no le va a gustar que yo a mi personal le entregue uniforme o le pague determinadas horas extras y entonces va intervenir", ejemplificó.

Recalcó que "YPF, como todas las petroleras, abusa de su poder de suministro, sabiendo que el expendedor no tiene ninguna posibilidad de resistirse. Es como que a un diario no le permitan comprar el papel para imprimirlo". Díaz consideró que "el Estado debiera intervenir y sancionar a esta empresa por esta cuestión". Y lamentó que "tengamos que recurrir a esta situación, de recurrir a la Justicia, porque no es algo que queremos".

Comentá la nota