Establecen régimen de excepciones en consumos mayores a 1.000 kw/h.

Los beneficiarios podrán hacerlo retroactivo a octubre de 2008. La resolución del Enrese contempla casos excepcionales a los que no afectará la suba.
Por resolución 006/09, del viernes pasado, el directorio del Enrese resolvió aplicar, para todos los usuarios residenciales del servicio eléctrico de la provincia de Santiago del Estero que alcancen una facturación por consumos bimestrales superiores a 1000 Kw/h, la posibilidad de acogimiento al régimen de excepciones a la aplicación de la resolución 001/09.

Los efectos de la excepcionalidad acordada a un usuario determinado, no sólo será para el futuro, sino que alcanzarán retroactivamente a todas sus facturaciones hasta octubre de 2008, excepto que su concesión devenga de una causal sobreviniente, en cuyo caso ésta marcará el límite de retroactividad.

Los usuarios residenciales que tuvieren consumos bimestrales superiores a los 1.000 Kw/h. en su vivienda única y que soliciten la excepción en la aplicación de los valores tarifarios dispuestos por la Resolución Enrese Nº001/09, podrán acceder al beneficio si justifican que el sobreuso de energía eléctrica en su domicilio surge, no como manifestación de confort superior, sino por cuestiones elementales y primarias de supervivencia como la cocción de alimentos o estrictas razones de salud que requieren una necesaria calefacción del ambiente o una forzosa refrigeración frente a las altas temperaturas de la región.

Para ello se tendrán en cuenta las siguientes pautas, las cuales -sin embargo- no se consideran limitantes o restrictivas de los casos que se pueden presentar a efectos de demostrar tales fines. Así, se estiman como causales:

No poseer gas natural de red.

No poseer servicio domiciliario de agua corriente.

Que en la vivienda habite al menos un usuario electrodependiente.

Que se trate de viviendas con múltiples hogares con un solo medidor.

Que se trate de viviendas con anexo de actividad comercial (pequeños comercios, talleres de oficio, etc.).

Asimismo, se contemplará para conceder la excepción, las condiciones normales y generales de la vivienda, la superficie cubierta (si supera o no los 60 m2) y el nivel económico general de sus integrantes.

Para el supuesto indicado en el punto 3), se entenderá como usuarios electrodependientes a aquellas personas que por problemas de salud necesitan de un uso intensivo de la energía por prescripción médica.

Comentá la nota