Esta vez, Sosa se iría al fútbol ruso.

Esta vez no va a dejar pasar la oportunidad Ismael Sosa. En enero de 2008 le dijo no a una oferta de 6.500.000 dólares del Spartak de Moscú. Muchos, incluido el presidente Juio Comparada, no lo podían creer. En ese momento, Sosa optó por quedarse para pelear un lugar en Independiente y seguir creciendo ya que el mercado no le convencía (prefería ir a un club de España o Portugal). Pero al Chuco no le fue tan bien en lo personal dado que con los técnicos Pedro Troglio, Claudio Borghi y Miguel Santoro alternó y recién en este torneo, después de un año, convirtió un gol en el 4 a 1 contra Newell's. Sosa se iría no bien termine el torneo.
No obstante, los rusos siguen interesados en Sosa y ahora es por partida doble. Por un lado se encuentra el CSKA Moscú, donde juega Vagner Love, por otro está el Zenit St Petesburgo, donde jugaba Alejandro Domínguez (ex Quilmes y River), dos equipos fuertes del fútbol ruso.

Está claro que los rusos no están dispuestos a desembolsar el mismo dinero. Pero se acercarían a los 4 millones de dólares, una cifra más que tentadora para Independiente, que busca fondos para terminar su estadio y renovar su plantel y también para el jugador, quien no tiene asegurado un puesto en este equipo y además cuenta con una nueva oportunidad para lograr hacer una diferencia económica que justifique todos sus esfuerzos y el de su familia, que siempre lo aconsejó.

Comentá la nota