Esta semana podrían aprobarse algunas odificaciones en el Código Procesal Civil

Se trata de un proyecto que busca acortar los plazos de resolución de los juicios. El texto fue redactado por una comisión de abogados luego de dos años de trabajo. Si las comisiones legislativas emiten despacho entre lunes y martes, el jueves debatirán el tema en el recinto.

Este jueves, la Cámara de Di­putados podría sancionar, finalmente, las modificaciones al Código Procesal Civil de la provincia. El proyecto se viene analizando desde julio del año pasado y contempla cambios que apuntan a hacer más eficiente, pero sobre todo más rápidos, los procesos judiciales.

El diputado Daniel Tomas, presidente de la bancada justicialista, confirmó que muy probablemente entre lunes y martes se esté emitiendo despacho de comisión. El texto está siendo debatido en las comisiones de Legislación y A­suntos Cons­titucionales y en la de Justicia.

De ser así, el miércoles se realizaría un encuentro con la comisión redactora del proyecto para explicarles las modificaciones que se introdujeron y buscar un consenso amplio en la redacción final del texto. De conseguirse, es muy probable que el proyecto baje al recinto en la sesión de este jueves.

La redacción del nuevo Código Procesal estuvo a cargo de re­presentantes del Foro de Abo­gados, del Colegio de Magis­trados y de las Facultades de Derecho, tanto de la Univer­sidad Católica como de la Na­cional de San Juan.

El nuevo código busca acortar los plazos de resolución de conflictos. Hoy, en promedio, una causa civil demora 5 años hasta obtener sentencia. Y más de un año y medio se pierde en los plazos formales de notificación de las partes. Por ello, uno de los puntos que contempla el nuevo texto es la notificación automática o vía internet. Esto permitirá que cada abogado, a través de un código personal y desde la computadora de su propio estudio, pueda enterarse de lo que resolvió el juez sobre la causa que tramita sin necesidad de tener que andar recorriendo mostradores de tribunales.

Otro de los cambios que contempla el proyecto es la audiencia inicial, que es aquella en la que el juez, apenas arranca el proceso, convoca a las partes para que expongan sus pretensiones y se trate de llegar a un acuerdo. Si el conflicto se resuelve en esa instancia, se ahorra un extenso proceso formal y burocrático. Se trata de una apuesta complicada porque le demandará bastante tiempo a los magistrados escuchar a las partes y tratar de que acepten un fallo rápidamente.

Otro punto del proyecto es la incorporación de “Amicus curiae” o “Amigo de la corte”. Se trata de una figura que ya se viene empleando en la Corte Suprema de Justicia y en diversos tribunales nacionales y consiste en la inclusión de un tercero, ajeno a la causa que se está debatiendo, para que de su aporte intelectual al respecto. Concretamente, consiste en la posibilidad de que los magistrados reciban opiniones de especialistas de diversos temas en las causas que se tramitan, sin que estos aportes sean vinculantes en la decisión de los jueces.

El Código Procesal actual fue redactado en 1973. El proyecto que se aprobaría este jueves demandó dos años de trabajo por parte de los profesionales que intervinieron. Si no sale en esta sesión lo haría el próximo jueves. Sólo quedan 4 sesiones del período ordinario y Tomas aseguró que el nuevo Código Procesal será ley antes de fin de año.

Comentá la nota